23 de marzo de 2019
4 de junio de 2014

Kinshasa y Brazaville alcanzan un acuerdo para regular el paso de sus ciudadanos a través de la frontera

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los gobiernos de República Democrática del Congo (RDC) y República del Congo han alcanzado este martes un acuerdo para regular el paso de sus ciudadanos a través de la frontera, tras la oleada de expulsiones masivas de inmigrantes llevadas a cabo por este último país en los últimos meses.

El primer punto del acuerdo --que deberá ser ratificado por ambos parlamentos-- trata sobre la circulación de las personas, incluyendo el permiso de paso a través de la frontera con la presentación de una autorización y el carné de identidad en caso de que sean viajes de tres días o menos. En caso de que deseen trasladar su lugar de residencia al país vecino necesitarán un pasaporte y un contrato de trabajo.

Así, la idea del acuerdo es formalizar los viajes de los ciudadanos de ambos países, en medio de las quejas de República del Congo por el incremento de los crímenes violentos en el país vinculada con extranjeros que habían llegado al país de forma ilegal, según ha informado la emisora Radio France Internationale.

En este sentido, el segundo punto del acuerdo es la creación de una comisión de investigación sobre dichas acusaciones vertidas por Brazaville, así como sobre la presunta violación de los derechos de los expulsados.

Existen lazos étnicos y comerciales muy fuertes entre ambas capitales, separadas por el río Congo. A pesar de la existencia de tensiones políticas puntuales, las expulsiones a gran escala son muy poco frecuentes.

Las comunidades a ambos lados del río hablan el mismo idioma y hay barcos que transportan bienes y personas entre ambas ciudades. Existe desde hace tiempo un plan para construir un puente en el río, pero por el momento no ha sido llevado a cabo.