28 de marzo de 2020
22 de noviembre de 2014

Kohl cree que Merkel "no es capaz de usar cuchillo y tenedor" y que el legado de Gorbachov es desdeñable

BERLÍN, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo libro sobre el excanciller alemán Helmut Kohl revela su mala opinión sobre personalidades como la actual mandataria, Angela Merkel, de la que decía que "ni siquiera es capaz de comer con cuchillo y tenedor", o del expresidente soviético Mijail Gorbachov, de quien considera que su legado es desdeñable. El autor, Heribert Schwan, exbiógrafo de Kohl, no tiene permiso del excanciller para la publicación.

El libro, titulado 'Legado, las transcripciones Kohl', será presentado este miércoles en Berlín y recoge una serie de entrevistas realizadas entre 2001 y 2002 en las que critica duramente a sus compañeros de la Unión Demócrata Cristiana (CDU), informa la emisora Deutsche Welle.

"La señora Merkel ni siquiera podía sotener adecuadamente un tenedor y un cuchillo", dijo Kohl, quien recordó cómo la ahora canciller "merodeaba en las cenas de estado y tenía que decirle varias veces que recobrara la compostura".

Sobre Gorbachov, Kohl no pudo hacer otra cosa que asumir el fin de la Unión Soviética. "La herencia de Gorbachov es que puso punto final al comunismo, en parte contra su voluntad, pero la realidad es que acabó con él. Sin violencia. Sin derramamiento de sangre", reconoció Kohl. "Más allá no se me ocurre nada más en términos de legado", dijo.

Así, Kohl considera que el hundimiento de la Unión Soviética tiene más que ver con su situación económica que con el reformismo de Gorbachov. "Gorbachov leía libros y tuvo que admitir que el jugo había acabado y que el régimen no se sostenía", afirmó.

El escritor, Schwan, ha publicado en los últimos años tres volúmenes de las memorias de Kohl, pero después fue despedido, según el autor, por una discusión sobre la influencia que estaba teniendo la esposa de Kohl, Maike Richter, en sus trabajos. Sin embargo, Schwan conservó las grabaciones que hizo a Kohl y éste en consecuencia se querelló contra él.

Los tribunales dieron la razón a Kohl, pero Schwan recurrió la decisión y tuvo tiempo de transcribir las grabaciones antes de devolverlas, en marzo de este año. Ahora pesa la duda sobre la legalidad de la publicación de las transcripciones. Algunos extractos han visto ya la luz en la revista 'Der Spiegel'.

Para leer más