2 de diciembre de 2020
24 de febrero de 2007

Kosovo.- Un mando de la OTAN vista Kosovo para relanzar las negociaciones entre los Serbios y los líderes albanos

PRISTINA, (SERBIA), 24 Feb. (EP/AP) -

Un mando de la OTAN para el sureste de Europa visitó hoy Kosovo para buscar una salida en las difíciles negociaciones entre los líderes étnicos albaneses y los serbios sobre el futuro estatus de la provincia.

El comandante de la OTAN, Harry Ulrich, de la Fuerza de Comando con base en la ciudad italiana de Nápoles realiza con los líderes de Kosovo una visita a Kosovo, que está controlada por unos 16 mil efectivos de Cascos Azules de la OTAN.

Otra ronda de negociaciones de la ONU entre los líderes albaneses y serbios para establecer un plan de las Naciones Unidas para Kosovo finalizó sin acuerdo ayer, viernes, en Austria.

La propuesta de la ONU, supervisada por el ex presidente finlandés, Martti Ahtisaari, daría un auto-Gobierno supervisado a Kosovo, que incluye una bandera, un himno, un ejército y una Constitución.

Los líderes de las etnias de Albania, quienes demandan la independencia de Serbia aceptaron la propuesta, mientras que Serbia la rechazó, alegando que ofrece a la provincia una independencia virtual.

Algunos, entre la mayoría étnica albanesa de Kosovo también están contra este plan y se quejan de que no va lo suficientemente lejos como para garantizar una completa independencia de la provincia.

Tres vehículos de la ONU fueron dinamitados el lunes y dos albaneses murieron en las protestas del 10 de febrero cuando la policía cargó contra varios miles de manifestantes que mostraban su desacuerdo con el plan propuesto.

Kosovo ha sido un protectorado de la ONU desde 1999, cuando la fuerza aérea de la OTAN terminó la opresión sobre las etnias separatistas albanas.

La ronda final para las negociaciones entre los antiguos enemigos está programada para el 10 de marzo. Ahtisaari tiene planeado someter el paquete de medidas antes de que acabe el mes de marzo al el Consejo de Seguridad de la ONU, que tendrá en sus manos la última palabra sobre el futuro de Kosovo.