22 de noviembre de 2019
19 de octubre de 2019

El laberinto del Brexit tras el nuevo revés del Parlamento a Boris Johnson

El máximo tribunal escocés podría forzar a Johnson a pedir una prórroga a la UE

El laberinto del Brexit tras el nuevo revés del Parlamento a Boris Johnson
Manifestación contra el Brexit en Londres - REUTERS / SIMON DAWSON

LONDRES, 19 Oct. (Reuters/EP) -

El Parlamento británico ha aprobado este sábado aplazar la votación para la ratificación de la nueva versión del Acuerdo de Retirada pactada por Londres y Bruselas, lo que supone un nuevo revés para el primer ministro, Boris Johnson. La salida de Reino Unido de la UE parece más cerca, pero podría pasar por una nueva prórroga más allá del 31 de octubre, la fecha pactada.

Johnson ha subrayado tras su derrota en Westminster que no tiene intención de retrasar la fecha del Brexit ni solicitar un aplazamiento con el argumento de que "la ley no me obliga", pero la conocida como Ley Benn ya aprobada boliga a Johnson a "pedir" una prórroga hasta el 31 de enero de 2020 si el Parlamento no ha ratificado un Acuerdo de Retirada a medianoche de este sábado, 19 de octubre. La Ley Benn incluye incluso la redacción concreta de la misiva que debe remitir Johnson a Bruselas.

Sin embargo, Johnson ha explicado ante el Parlamento que "no voy a negociar un aplazamiento con la UE y nada me obliga a hacerlo". "Un nuevo retraso es malo para este país, malo para la Unión Europea y malo para la democracia", ha argumentado.

Esta postura ha levantado sospechas en el Parlamento, ya que podría enviar una segunda carta a la UE pidiendo que ignore la primera o simplemente podría no cumplir con la ley, lo que le llevaría a los tribunales.

El líder de los 'brexiteers', Jacob Rees-Mogg, ha anunciado que el Gobierno tiene intención de presentar a ratificación el Acuerdo de Retirada ante el Parlamento este lunes para que se vote, pero el presidente de la Cámara, John Bercow, ha explicado que debe decidir si lo permitirá, ya que existe una norma que impide que se plantee dos veces en la misma sesión una misma iniciativa.

VÍA JUDICIAL

Mientras, el máximo tribunal civil de Escocia, el Tribunal de Sesiones, se reunirá también el lunes para valorar una demanda que pide obligar a Johnson a cumplir con la Ley Benn. Los demandantes piden que el tribunal obligue a Johnson a pedir una prórroga si no logra la ratificación del Acuerdo de Retirada para el 19 de octubre o que ordene que se remita la carta a Bruselas en su nombre si Johnson se niega. Además piden sanciones contra Johnson e incluso su encarcelamiento si incumple la Ley Benn.

El tribunal está esperando a que se cumpla el plazo del 19 de octubre, aunque el Gobierno ha trasladado a la corte que cumplirá con la Ley Benn. "Sería destructivo si uno de los principios fundamentales constitucionales, la confianza mutua, piedra angular de la relación entre el tribunal y la corona, si el primer ministro o el Gobierno reniegan de lo que han asegurado al tribunal sobre lo que el primer ministro pretende hacer", ha explicado Paul Cullen, conocido como Lord Pentland.

Johnson ha asegurado además ante el Parlamento que "el Gobierno presentará la semana próxima la legislación necesaria para que salgamos de la UE conforme al nuevo acuerdo el 31 de octubre". Ello daría a la Cámara de los Comunes la oportunidad de introducir cambios a esa legislación tales como la necesidad de un referéndum como pretende la oposición laborista, e incluso que se decida anular el Brexit. Ello requeriría una mayoría legislativa que no está clara.

Además, tanto el Partido Conservador en el Gobierno como la oposición del Partido Laborista defienden la necesidad de convocar elecciones anticipadas, aunque la oposición rechaza esta opción hasta que se descarte una salida de la UE sin acuerdo.