26 de enero de 2021
29 de julio de 2006

Líbano/Israel.- Las compañías de armamento británicas suministran piezas a la aviación israelí, según la prensa

LONDRES, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las compañías de armamento británicas están suministrando piezas para los helicópteros de combate Apache, así como los cazas F-15 y F-16 con los que el Ejército israelí está bombardeando el sur de Líbano, la franja de Gaza y Cisjordania pese a que las directrices del Gobierno que prohíben la venta de armas que puedan utilizarse "de forma agresiva contra otro país" o fomentar tensiones regionales, según revela hoy el diario británico 'The Guardian'.

La noticia se produce tras la polémica suscitada esta semana al saberse que la aviación estadounidense utilizó un puerto escocés para hacer escala con los aviones en los que transportaba bombas para Israel, provocando las críticas de la oposición y de la propia ministra de Exteriores, Margaret Beckett, que amenazó como una queja formal ante Estados Unidos.

Las compañías Smiths Industries y AgustaWestland figuran entre las ocho compañías británicas que están fabricando componentes para los Apache, mientras que MPE produce unos filtros electromagnéticos empleados por los F-15 y F-16 utilizado por Israel, según el diario, que afirma que el único proveedor de Apaches del mundo, Boeing, ha confirmado que hay componentes fabricados en Reino Unido en los helicópteros de este tipo enviados a Israel y otros países.

Según el director de ingeniería de los Apache en Boeing, John Schibler, "hay unas 6.000 piezas en el Apache fabricadas en todo el mundo", si bien indicó que "Reino Unido es uno de los mayores contribuidores.

Para el 'Guardian', esta información pone de manifiesto la debilidad de los controles de exportación de armas británicos después de que el Foreign Office los describiera como "unos de los más rigurosos y transparentes del mundo". Según el diario, se espera que la próxima semana el comité de control de exportación de armas en los Comunes emita una dura declaración sobre la exportación de armamento a Israel.

Israel figuraba como país preocupante en el informe del año pasado del Foreign Office sobre Derechos Humanos y el Gobierno británico ha dicho que rechazaría las licencias de exportación de cualquier equipamiento que pudieran ser utilizadas de forma agresiva por Israel, recuerda el 'Guardian'.