3 de junio de 2020
6 de abril de 2020

Líbano pide ayuda internacional ante la crisis económica, agravada por la pandemia de coronavirus

Líbano pide ayuda internacional ante la crisis económica, agravada por la pandemia de coronavirus
El presidente de Líbano, Michel Aoun, durante una reunión con el Gobierno durante la pandemia de coronavirus - -/DALATI & NOHRA/DPA

MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Líbano, Michel Aoun, ha hecho este lunes una petición de ayuda a la comunidad internacional ante la crisis económica que atraviesa el país, ahondada por la pandemia de coronavirus.

Aoun ha manifestado que el país está afectado "por las dos peores crisis que han golpeado el mundo durante los últimos 75 años", en referencia a la pandemia y a la crisis de refugiados sirios.

Así, ha indicado que el coronavirus "afecta a la mayor parte de los países, y Líbano sufre una parte", mientras que la crisis de refugiados "la ha asumido solo" el país.

El mandatario libanés ha resaltado que la crisis de refugiados ha costado al país "más de 25.000 millones de dólares (cerca de 23.147 millones de euros)" y ha manifestado que "no hay una solución en un futuro próximo".

En este sentido, ha recordado que el Grupo de Apoyo a Líbano anunció tras su última reunión en diciembre de 2019 en París su disposición a apoyar al país para superar la crisis financiera y económica una vez tuviera un Gobierno.

Aoun ha recordado que el Ejecutivo fue finalmente pactado y que ya está trabajando para hacer frente a la situación, que se ha visto empeorada por el coronavirus, según ha informado la agencia estatal libanesa de noticias, NNA.

"Teniendo en cuenta la gravedad de la situación financiera actual y los importantes efectos económicos sobre los libaneses, los residentes y los desplazados, nuestro programa de reforma necesitará apoyo financiero exterior", ha manifestado.

De esta forma, Aoun ha explicado que este apoyo será necesario, "en particular, de parte de los países amigos del Grupo de Apoyo a Líbano, para sostener la balanza de pagos y desarrollar los sectores vitales".

Las protestas a nivel nacional a causa de la grave crisis económica y financiera en el país llevaron a la caída del Gobierno del ex primer ministro Saad Hariri, quien se vio forzado a dimitir en octubre.

Tras varios meses de parálisis por la falta de acuerdo, los partidos lograron conformar un nuevo Ejecutivo que recibió la aprobación del Parlamento en febrero.

El país cuenta con una de las deudas públicas más elevadas del mundo, por encima del 150 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), mientras que el déficit llegó al once por ciento en 2018.

Asimismo, la moneda nacional, que había estado igualada al dólar desde 1997, perdió cerca del 60 por ciento de su valor en las semanas previas a la caída del Gabinete de Hariri.

Para leer más