10 de abril de 2020
27 de junio de 2018

Líbano pondrá fin a las medidas contra ACNUR cuando haya un plan "claro" para el regreso de refugiados a Siria

Líbano pondrá fin a las medidas contra ACNUR cuando haya un plan "claro" para el regreso de refugiados a Siria
REUTERS / ALI HASHISHO - ARCHIVO

BEIRUT, 27 Jun. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Líbano ha recalcado este miércoles que pondrá fin a las medidas impuestas contra el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) cuando la agencia y otros organismos de la ONU presenten un plan "claro" para el retorno de los refugiados sirios a su país.

El ministro de Exteriores en funciones de Líbano, Yebran Basil, recalcó el 14 de junio que estaba dispuesto a dar este paso si ACNUR cambiaba sus políticas sobre el terreno, al tiempo que advirtió de que podría adoptar más medidas punitivas en caso contrario.

"Hemos explicado a (el alto comisionado de la agencia, Filippo) Grandi lo que está pasando sobre el terreno, que ha azuzado los miedos de los refugiados", manifestó, antes de resaltar que ha pedido a ACNUR que ayude a los refugiados sirios "dentro de territorio sirio".

En este sentido, el secretario de Estado para Asuntos Exteriores, Hadi Hachem, ha recalcado que las autoridades quieren sentarse con ACNUR y otras agencias relevantes para obtener "un plan claro y gradual para el retorno" de los refugiados sirios.

"Cuando tenga lugar esta reunión y el plan de retorno esté en marcha, creo que Basil enmendará su decisión y volverán (las entregas de) los visados", ha sostenido, en declaraciones a la agencia británica de noticias Reuters.

Basil criticó recientemente que hay refugiados que "van y vienen de Siria por razones económicas y se benefician de su estatus de refugiados al recibir una ayuda que no deberían recibir".

Por otra parte, el presidente libanés, Michel Aoun, defendió recientemente que los refugiados sirios en Líbano podrían empezar un retorno "por fases" a "zonas que ya son seguras y estables en Siria".

"La mayoría de los desplazados en Líbano son de zonas que ya son seguras", dijo, al tiempo que explicó que "los compromisos políticos cambian con los acontecimientos sobre el terreno".

"No podemos esperar a una solución política a la crisis siria antes de que los desplazados empiecen a regresar", zanjó el presidente libanés, que ha defendido en varias ocasiones la necesidad de que los refugiados vuelvan a su país.

LAS ACUSACIONES DE BASIL

Basil explicó en su decisión de congelar los permisos de residencia a los trabajadores de ACNUR que las autoridades libanesas "han acogido al mayor número de desplazados" y agregó que "con todo el cariño les dicen ahora que la hora de volver ha llegado, ya que se dan las circunstancias adecuadas".

"Declaramos nuestra determinación de romper la voluntad internacional de evitar que los desplazados sirios vuelvan a casa", manifestó, antes de cargar duramente contra ACNUR.

En este sentido, dijo que "se ha enviado una delegación para verificar que ACNUR ha asustado a los sirios que quieren volver de forma voluntaria". "Hemos documentado la información y hay testigos", añadió.

"ACNUR se enfrenta a la política libanesa, que se basa en rechazar la naturalización y la integración de los sirios desplazados y, a pesar de nuestras advertencias, ha continuado su proceso. Por eso anuncio que a partir de mañana tomaré la primera medida contra la agencia", remachó, sin dar más detalles.

Un día después de estas declaraciones, anunció la congelación de los permisos de residencia de los trabajadores de la agencia. ACNUR expresó el martes su deseo de que Beirut dé marcha atrás en su decisión.

Así, el portavoz de ACNUR, Andrej Mahecic, subrayó "la importancia de trabajar de cerca con Líbano para encontrar soluciones seguras, dignas y sostenibles para los refugiados sirios" y recalcó que la agencia "respeta en todos los países los derechos de los refugiados a decidir libremente y por sí mismos sobre su regreso a casa".

"Nuestro trabajo está dirigido a apoyar al Gobierno de Líbano y las autoridades locales a la hora de gestionar el tremendo desafío al que hace frente Líbano al acoger a cerca de un millón de refugiados sirios", zanjó.

Líbano acoge a cerca de un millón de refugiados registrados, según datos de Naciones Unidas, si bien su cifra podría ser mayor, lo que supone alrededor de una cuarta parte de la población total del país.

Para leer más