20 de junio de 2019
20 de mayo de 2014

El líder de los federalistas de Cirenaica anuncia su respaldo al general renegado Jalifa Haftar

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El líder 'de facto' de los federalistas de Cirenaica, Ibrahim Jadhran, ha anunciado este lunes su respaldo al general renegado Jalifa Haftar, cuya milicia lanzó el pasado viernes una ofensiva contra los grupos armados islamistas, según ha informado el diario 'The Libya Herald'.

El domingo, milicianos del Ejército Nacional Libio de Haftar atacaron la sede del Consejo General Nacional, el Parlamento libio, y exigieron la paralización inmediata de la actividad legislativa. Además, pidieron que se entregaran las competencias legislativas a la Asamblea Constituyente elegida en los comicios del 20 de febrero.

Además, la milicia de Haftar, auntodenominada Ejército Nacional Libio, expresó su rechazo al nombramiento de Ahmed Maitiq como nuevo primer ministro del país.

La violencia en Trípoli del domingo costó la vida a dos personas y en Benghazi la ofensiva de Haftar contra los islamistas se ha cobrado 70 vidas. Las autoridades han anunciado el cierre del Aeropuerto Internacional de Benghazi hasta el 25 de mayo debido a la inestabilidad.

En unas declaraciones ofrecidas a través de Cyrenaica TV, Jadhran ha defendido que no considera el asalto al Parlamento como un acto militar contra la revolución, sino como un proyecto nacional llevado a cabo por el Ejército.

El Gobierno central libio ha calificado la ofensiva del general Haftar, que incluso cuenta con el apoyo de unidades aéreas, como el equivalente a un "golpe de Estado", en palabras del portavoz gubernamental, Nuri Abú Sahmein. El militar, en respuesta, ha declarado que no tiene intención de detenerse y ha negado que el suyo sea un intento de derrocar a las autoridades.

Este mismo lunes, una base de la Fuerza Aérea libia de la ciudad de Tobruk (este) ha proclamado su lealtad a Haftar. La sublevación de la base es el primer signo de lealtad de parte del nuevo Ejército libio, formado tras la caída del régimen de Muamar Gadafi, en 2011.

Haftar se ha erigido en defensor de Libia en contra de las milicias islamistas surgidas durante la revuelta contra Gadafi, responsables de abusos contra la población.

Haftar formó parte del régimen de Gadafi hasta la guerra intervencionista libia en Chad. El antiguo general volvió a primer plano de la actualidad el pasado mes de febrero, cuando compareció en un discurso televisivo vestido de uniforme para pedir la formación de un gobierno interino que ponga fin a la inestabilidad.