18 de octubre de 2019
14 de abril de 2014

Lieberman admite contactos secretos con "países árabes moderados" en busca del reconocimiento de Israel

El ministro israelí confía que estos países reconozcan al Estado judío para 2019, pero Riad niega que haya contactos

JERUSALÉN, 14 Abr. (Reuters/EP) -

Israel está manteniendo conversaciones secretas con algunos países árabes, que no reconocen su existencia, para establecer acuerdos diplomáticos de cara a la preocupación común por Irán, según el ministro de Exteriores israelí, Avigdor Lieberman.

Entre los países con los que se ha establecido contacto están Arabia Saudí y Kuwait, según ha declarado Lieberman al diario israelí 'Yedioth Ahronoth'.

Las dos naciones se han negado a reconocer la existencia de Israel, así como a mantener conversaciones con sus autoridades. Además, junto a la mayoría de países árabes, han mantenido una posición hostil hacia Israel, que solo ha firmado acuerdos de paz con sus vecinos Jordania y Egipto.

Sin embargo, el sentimiento contra Israel se ha visto sustituido por el aumento de la preocupación hacia el programa nuclear iraní, los aliados regionales de Teherán y la amenaza de milicias islamistas, ha declarado Lieberman.

"Es la primera vez que se comprende que la amenaza no es Israel, los judíos o el sionismo. Es Irán, la yihad internacional, Hezbolá o Al Qaeda", ha añadido.

"Hay contactos, hay conversaciones, y estamos muy cerca, un año o año y medio, de que dejen de ser un secreto y se puedan tratar de forma abierta", ha informado el ministro, que pertenece a la facción ultraderechista de la coalición que gobierna en Israel.

Lieberman ha matizado que están en contacto con árabes "moderados", término que en Israel se suele utilizar para referirse a Estados suníes del Golfo y Oriente Próximo aliados de Estados Unidos. También ha declarado que no supondría ningún problema visitar Arabia Saudí o Kuwait.

"Hemos mantenido conversaciones durante más de cinco años. Por lo que a ellos respecta, solo hay un tema que tratar, que es Irán", ha informado.

ARABIA SAUDÍ LO NIEGA

El portavoz del Ministerio de Exteriores de Arabia Saudí ha comunicado que "no hay conversaciones a ningún nivel con Israel". El subsecretario del Ministerio de Exteriores de Kuwait, Jalid al Jaralá, ha declarado que "la noticia no es cierta", añadiendo que "no hay ningún tipo de conversación".

La cabecera israelí 'Yedioth Ahronoth' ha publicado una declaración de Lieberman en la que afirmaba que los acuerdos podrían firmarse en 2019.

"Tengo la certeza de que para entonces la situación será de plenas relaciones diplomáticas con la mayoría de los países árabes moderados", ha añadido.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, ha mantenido en más de una ocasión que Israel y los países del Golfo comparten un objetivo común combatiendo al programa nuclear iraní, añadiendo que todos ellos ven una amenaza mortal en estas ambiciones atómicas.

EL ACUERDO PASA POR LA PAZ CON PALESTINA

Fuentes oficiales israelíes han comunicado que, junto a otros países suníes moderados, les preocupa que Estados Unidos no tome una postura lo suficientemente dura con respecto a Irán.

Varios analistas se han burlado de la idea de que se puedan producir acercamientos entre Israel y la mayor parte del mundo árabe, ya que no podrían normalizar relaciones hasta que las autoridades israelíes y palestinas resuelvan el conflicto que mantienen.

El último intento de llevar a cabo conversaciones de paz, a iniciativa de Estados Unidos, ha naufragado y no parece que haya indicios de una posible resolución a la vista.

"Arabia Saudí y otros países del Golfo pierden más de lo que ganan estableciendo relaciones con Israel, teniendo en cuenta la posición de la calle árabe", ha opinado el Instituto Nacional de Estudios de Seguridad, centro de estudios israelí.

Lieberman, que se ha esforzado en suavizar la imagen de su política dura, ha sugerido que las naciones árabes están más ansiosas que Israel por poder acercar estos intereses comunes.

"Creo que ellos se lo están montando por su cuenta y van a llegar a la conclusión de que no hay más opción que dar el paso de unos contactos secretos entre nosotros hacia una fase de conversaciones abiertas", ha concluido el ministro israelí.

Para leer más