24 de enero de 2020
11 de diciembre de 2019

El Likud acuerda celebrar elecciones primarias el 26 de diciembre

El Likud acuerda celebrar elecciones primarias el 26 de diciembre
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu - ILIA YEFIMOVICH/DPA - ARCHIVO

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Likud celebrará elecciones primarias para elegir a su próximo líder el 26 de diciembre, según han acordado el primer ministro en funciones, Benjamin Netanyahu, y los miembros del Comité Central de la formación.

Según las informaciones facilitadas por el diario local 'Yedioth Ahronoth', la fecha será aprobada formalmente a través de una votación que tendrá lugar durante la tarde del jueves.

Hasta la fecha sólo el parlamentario Gideon Saar ha presentado su candidatura para intentar reemplazar a Netanyahu, con el que se ha mostrado muy crítico en las últimas semanas, especialmente a raíz de su imputación por corrupción.

De hecho, durante la jornada del martes afirmó que "Netanyahu no tiene posibilidad de formar un gobierno, con todos sus derechos y sus muchos logros". "Incluso si, para nuestro pesar, tenemos unas innecesarias terceras elecciones, seguirá sin tener éxito a la hora de formar un gobierno", agregó.

El Comité Central del Likud votó a última hora de este domingo la cancelación de las primarias internas, por lo que Netanyahu se mantendrá al frente de la formación por el momento pese a haber sido imputado por corrupción.

Así, el partido sólo votará a un nuevo líder en el caso de que no se forme gobierno antes de la medianoche de este miércoles, fecha límite antes de que se convoquen automáticamente nuevas elecciones, las terceras en menos de un año, por la falta de un candidato con el suficiente apoyo para la investidura en la Knesset.

Durante la jornada del lunes, los dos principales partidos de Israel acordaron que las nuevas elecciones generales se celebren el 2 de marzo de 2020 en caso de que no logren un acuerdo antes de la fecha límite.

Tanto Netanyahu como el líder de Azul y Blanco, Benjamin Gantz, ya han devuelto el mandato que les entregó el presidente, Reuven Rivlin, tras no poder formar una coalición en los 28 días con los que contaron cada uno de ellos para materializar sus esfuerzos.

En la medianoche del miércoles expira el plazo de 21 días para que algún parlamentario consiga el apoyo de 61 diputados --la mayoría de la Knesset-- para encabezar un gobierno.

Para leer más