14 de octubre de 2019
22 de enero de 2009

Livni se compromete con la UE a abrir los pasos fronterizos para dejar entrar ayuda humanitaria en Gaza

Livni se compromete con la UE a abrir los pasos fronterizos para dejar entrar ayuda humanitaria en Gaza
REUTERS

BRUSELAS, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Asuntos Exteriores israelí, Tzipi Livni, se comprometió anoche antes sus colegas europeos a abrir los pasos fronterizos en la Franja de Gaza para dejar entrar ayuda humanitaria en este territorio palestino, aunque el ministro de Exteriores checo, Karel Schwartzenberg, reconoció que las partes todavía tienen que llegar a un acuerdo sobre el material de primera necesidad que pueda entrar.

"La cuestión humanitaria se ha abordado durante la cena. Los pasos fronterizos están abiertos para las necesidades humanitarias, algo que es acorde con nuestros valores. Estamos trabajando con la comunidad internacional y organizaciones internacionales para ayudar a responder a las necesidades humanitarias en la Franja de Gaza (...) Estamos dispuestos a cooperar en esto el tiempo que sea necesario", subrayó Livni en rueda de prensa al término de la cena.

El ministro de Exteriores checo consideró que la Unión Europea ha "conseguido bastante" en el convite a pesar de que las partes todavía tienen que acordar qué material se podrá introducir en la Franja de Gaza, explicó.

"Hemos logrado garantías de la ministra de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, de que Israel hará todo por su parte para tener una ayuda humanitaria eficaz en la Franja de Gaza", recalcó. "Todavía tenemos que acordar (...) qué se puede meter dentro, pero creo que lo que hemos conseguido en el plano humanitario, en la cuestión de abrir el máximo de los pasos fronterizos para esto... Hemos conseguido bastante hoy (por ayer)", agregó el jefe de la diplomacia checa.

En cualquier caso, Schwartzenberg instó a las autoridades israelíes a garantizar la "apertura inmediata de todos los pasos fronterizos" y a garantizar que deja entrar "los volúmenes suficientes" de ayuda para atender las "necesidades básicas" de la población de Gaza y, por otra parte, le instó a garantizar también "que el alto el fuego será mantenido".

Por su parte, el Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea, Javier Solana, celebró el compromiso de Livni de que su Ejecutivo dejará entrar ayuda humanitaria y subrayó su deseo de que sus palabras se conviertan en "una realidad" sobre el terreno y, asimismo, recordó que la Unión Europea seguirá contribuyendo como hizo "desde el principio" del estallido de hostilidades a resolver el conflicto. "Gaza necesita ayuda", recordó.

La comisaria de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, subrayó que la población civil palestina de Gaza precisa de "alimentos, agua y medicamentos" y, por ello, subrayó su deseo de que "muy pronto" haya una Conferencia de Donantes para "hacer frente a las necesidades inmediatas" de la población. "Más adelante ya veremos la reconstrucción" del territorio, precisó.

Fuentes diplomáticas recalcaron que la Unión Europea solicitó a Israel la apertura de los pasos fronterizos para dejar entrar ayuda humanitaria pero también para dejar entrar ayuda a la reconstrucción de Gaza y para garantizar "un funcionamiento de la vida económica normal" en el territorio.

CONTRABANDO DE ARMAS

Por otra parte, la titular de Exteriores israelí recalcó que Israel ha logrado que "hablar de un alto el fuego durable y sostenible" signifique también "el cese completo del contrabando de armas y el rearme de Hamás en el futuro". "El derecho a la autodefensa de Israel no sólo incluye defenderse a sí mismo de disparos o misiles contra Israel, sino también en lo que concierne al tráfico de armas", subrayó.

"Esto era parte del entendimiento antes de esta visita y durante la cena hemos abordado las diferentes maneras de hacerlo para, en primer lugar, ayudar a los egipcios a lograrlo y, por otra parte, para dar una respuesta a las rutas de contrabando de Irán hasta Egipto por diversos mares y el este de África también", aclaró.

Por tanto, Israel considera que con la cena de hoy ha logrado que la UE reconozca "no sólo la necesidad de dar una respuesta al tráfico ilegal de armas en la Franja de Gaza", sino también reconocer que "hablar de un alto el fuego durable y sostenible significa también el cese completo del contrabando de armas y el rearme de Hamás en el futuro y esto es algo en que lo que vamos a trabajar con varios Estados miembros de la UE en el futuro", explicó.

"El tráfico de armas debe parar (...) Esto es un objetivo compartido con la comunidad internacional", zanjó. "Estamos trabajando con Egipto para conseguirlo, estamos trabajando con Estados Unidos para conseguirlo, hemos planteado esta cuestión a varios países de la UE y lo volví a plantearlo en la cena. La idea es trabajar juntos con Egipto en las rutas para el tráfico ilegal desde Irán hasta Egipto para impedir cualquier intento", explicó.

Francia, Reino Unido y Francia han ofrecido medios navales para contribuir a supervisar que no entran armas ilegales en Gaza a través de sus costas. Por su parte, la Unión Europea ha ofrecido desplegar de nuevo su misión de observación en el paso fronterizo de Rafá, que separa Gaza de Egipto, para contribuir a tal fin y, asimismo, extenderla a otros pasos fronterizos.

PROCESO DE PAZ

Livni aseguró que Tel Aviv defiende "una estrategia dual: trabajar con el Gobierno legítimo palestino para crear o traducir la idea de dos Estados para dos pueblos en un Tratado de Paz concreto (...) mientras todos nosotros continuemos deslegitimando a Hamás".

Por su parte, Solana consideró "una buena noticia" el que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, haya designado a George Mitchel como su enviado especial para Oriente Próximo, con quien aseguró trabajará "día y noche" para poner fin al conflicto en Oriente Próximo en base a "una solución de dos Estados".

"Estamos determinados en continuar este proceso de paz con el Gobierno legítimo palestino mientras deslegitimamos y actuamos contra Hamás como una organización terrorista", subrayó por su parte Livni.

La ministra de Exteriores israelí recordó que "la comunidad internacional decidió, después de que Hamás ganó las elecciones (en enero de 2006), que la única manera de dar legitimidad a Hamás es sólo si y cuando acepte los requisitos internacionales: el derecho de Israel de existir, incluido su renuncia a la violencia y al terrorismo y acepte acuerdos previos entre los israelíes y palestinos".

La ministra de Exteriores israelí rechazó "un acuerdo entre Israel y Hamás para poner fin a la operación" militar israelí y, por el contrario, apeló a "una coalición internacional contra el terrorismo".

Aunque reconoció que la pérdida de vidas civiles en el conflicto "es doloroso", instó a la comunidad internacional a entender los motivos de la ofensiva israelí y recordó que el soldado israelí Gilad Shalit, secuestrado hace más de dos años por Hamás en la Franja de Gaza "todavía permanece en cautiverio". "Hamás tiene que devolvérnoslo, cuanto antes mejor", agregó.

"Me gustaría que la comunidad internacional entendiera que estamos intentando defender a nuestros ciudadanos" de los ataques con cohetes de Hamás, recalcó. Asimismo, consideró que entre Israel y Hamás hay una "gran diferencia", la misma que entre "un asesino y alguien que mata por error".

Aunque la ministra israelí no quiso contestar si Israel cooperaría con la justicia internacional para despejar las denuncias de varias ONG sobre la utilización de fósforo blanco y uranio empobrecido por Israel durante la ofensiva, el ministro de Exteriores checo se mostró convencido de que "en el caso de que cualquier acto criminal hubiera ocurrido (...) la Fiscalía israelí daría los pasos necesarios para denunciar el caso".