28 de febrero de 2021
9 de noviembre de 2014

Localizado el primer cuerpo sin vida de los doce mineros atrapados en Antioquia

BOGOTÁ, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los equipos de rescate han localizado el primer cuerpo sin vida de los doce mineros atrapados en Amagá, en el departamento de Antioquia, desde el pasado 30 de octubre. El cadáver ha sido trasladado a Medellín, donde se trabaja en su identificación.

"Si sacaron el primero, pronto los van a sacar a todos", fueron las palabras de los familiares de los doce mineros que quedaron atrapados en la mina La Cancha del municipio de Amagá, tras confirmarse el hallazgo del primer cuerpo, informa el diario colombiano 'El Tiempo' en su edición digital.

El director del Departamento Administrativo de Prevención de Desastres (DAPARD), Carlos Mario Aristizábal, confirmó que a las 11.45 de la noche del sábado se encontró un cadáver, pero dadas las condiciones técnicas de la mina solo se logró sacar y remitir a Medellín a las 4.00 de la mañana para su identificación.

"El procedimiento fue realizado por la Agencia Nacional Minera en cabeza del salvamento minero quienes entregaron el cadáver a la Sijín (Policía Judicial). Ellos hicieron el levantamiento que requiere un cadáver, luego lo mandan para Medellín en un carro especializado que preserva los cuerpos", ha explicado Aristizábal.

El cuerpo se encontró a unos 750 metros de la bocamina y para su identificación serán clave las huellas dactilares y el registro dental. Las labores de rescate continúan. "Estamos bajando 2 metros por hora y evacuando los niveles para terminar con el sufrimiento de las familias y dar cristiana sepultura a los mineros. Estamos con esas ganas de que aparezcan todos y algo muy positivo es que ya sacamos el primero", ha añadido Aristizábal.

Por condiciones de salud pública no se podrá velar el minero rescatado, pues hace ya diez días de la muerte. Sin embargo, se hará una misa en el cementerio del municipio.

Los accidentes en minas de oro y carbón de Colombia han aumentado en los últimos años, en gran medida por el crecimiento de las explotaciones ilegales y los fallos en las medidas de seguridad. El país sudamericano vivió en junio de 2010 su accidente más mortífero, con 73 fallecidos.

Para leer más