26 de agosto de 2019
  • Domingo, 25 de Agosto
  • 6 de septiembre de 2018

    Mahatir dice que los varazos a dos mujeres por intentar mantener relaciones en Malasia "da una mala imagen del Islam"

    Mahatir dice que los varazos a dos mujeres por intentar mantener relaciones en Malasia "da una mala imagen del Islam"
    REUTERS / STRINGER . - ARCHIVO

    MADRID, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad, ha criticado este jueves la aplicación de una condena de seis varazos a dos mujeres sentenciadas por supuestamente intentar mantener relaciones sexuales y ha recalcado que "da una mala imagen del Islam".

    "Es muy importante que no presentemos el Islam como una religión cruel a la que le gusta imponer duros castigos que avergüenzan a la gente", ha dicho en un mensaje publicado en sus redes sociales.

    Así, ha dicho que el Gobierno "espera que se sea cuidadoso y no se presente al Islam como una religión irracional y cruel", antes de recalcar que en casos así "se deben tener en cuenta todas las circunstancias especiales que puedan llevar a una sentencia menor".

    "Sabemos que este era el primer caso para ellas (las acusadas) y, generalmente, en esas situaciones, como sabe todo el país, se aconseja no recurrir a los varazos", ha zanjado, según ha informado la agencia estatal malasia de noticias, Bernama.

    En respuesta, el muftí del estado malasio de Perak, Harussani Zakaria, ha afirmado que la sentencia no fue "cruel", antes de recordar que podrían haber sido sentenciadas a cien varazos e incluso la pena de muerte.

    "Eso sería cruel", ha dicho, al tiempo que ha defendido que los varazos tienen como objetivo "reformar" y no causar daños físicos, tal y como ha recogido el diario local 'The Malay Mail'.

    Las mujeres, de 22 y 32 años, fueron azotadas con una vara de mimbre el lunes en un tribunal frente a cerca de cien personas, entre ellas el juez Mohd Zakri Wan Mohd y el presidente de la Asamblea Legislativa, Yahaya Alí.

    La sentencia fue llevada a cabo en el Alto Tribunal de la Sharia de Terengganu, un estado conservador en el que gobierna el partido islamista opositor Partido Islamista Panmalasio (PAS), y desató las críticas de diversas ONG.

    Malasia, con 32 millones de habitantes, cuenta con un doble sistema legal en el que las leyes civiles conviven con las doctrinas marcadas por la comunidad islámica e incluso por las familias. La sodomía es un delito castigado con hasta 20 años de cárcel, aunque su aplicación no es frecuente.

    Para leer más