25 de febrero de 2021
27 de mayo de 2014

Margallo celebra con los embajadores el Día de África y trata con ellos temas de interés común

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, se ha reunido este martes con los embajadores africanos residentes en Madrid, junto a quienes ha celebrado el Día de África --tuvo lugar el pasado domingo-- y ha discutido cuestiones de interés común.

"España mantiene con África intensos vínculos históricos y geográficos y nuestras relaciones políticas y económicas están en plena expansión", ha destacado Exteriores, en un comunicado en el que ha confirmado que la situación actual del continente y el papel español en el mismo han sido parte de los temas tratados.

García-Margallo ha abogado por que sean "los propios africanos" euienes lideren sus procesos de desarrollo político y económico. España, por su parte, se limitará a "acompañar", algo que ya hace la AECID a través del programa Masar, de apoyo a los procesos de buen gobierno, y del próximo plan APIA, que buscará promover políticas inclusivas en el África subsahariana.

En tema de paz o seguridad, España cuenta con tropas en Somalia, Malí y República Centroafricana, mientras que en materia diplomática ha jugado "un papel activo" en el seno de la Unión Europea.

"La lucha contra el terrorismo es otro ámbito donde España coopera intensamente con África", ha añadido Exteriores. García-Margallo ha mencionado de forma especial el "terrible caso" de las más de 200 niñas raptadas en el noreste de Nigeria por la secta islamista Boko Haram y ha reiterado que España está "ayudando activamente" en la búsqueda.

El jefe de la diplomacia ha alabado, por otra parte, el crecimiento económico de África, al que las empresas españolas pueden contribuir "por sus excelentes capacidades en sectores de enorme importancia". España "promueve el comercio y la inversión en África de nuestras empresas desde el convencimiento de que ello redunda en beneficio de todos, y, especialmente, de la creciente clase media africana".

La cuestión migratoria también es "parte esencial" de las relaciones entre España y África y, sobre esta cuestión, García-Margallo ha enumerado las iniciativas impulsadas para "aunar los intereses de los países de origen, tránsito y destino, desde una perspectiva global y equilibrada".

En este sentido, ha citado el Proceso de Rabat, las Asociaciones de Movilidad, o el Partenariado UE-África sobre movilidad, migración y empleo, al tiempo que también se han recordado las declaraciones sobre migración de la IV Cumbre UE-África de Bruselas y la declaración de Alicante de los siete países europeos mediterráneos sobre esta cuestión.