21 de mayo de 2019
23 de mayo de 2014

Al menos 20 militares muertos en una ofensiva fallida para intentar desalojar a los tuareg de Kidal

BAMAKO, 23 May. (Reuters/EP) -  

   Unos 20 militares malienses han muerto y otros 30 han resultado heridos en una operación fallida para intentar arrebatar a los separatistas tuareg el control de la localidad de Kidal, en el norte del país, ha informado el Ministerio de Defensa maliense.

   Los combates, que son los peores que se han registrado desde que el Gobierno y los grupos separatistas firmaron un acuerdo preliminar de paz en 2013, amenaza con hacer naufragar las negociaciones para poner fin al levantamiento tuareg.

   "Ha habido muertos y heridos en los dos bandos. Tenemos unos 30 heridos... y unos 20 muertos, desgraciadamente", ha explicado el ministro de Defensa, Soumeylou Boubeye Maiga, en una declaración difundida por la televisión estatal.

   El Ejército maliense puso en marcha este miércoles una operación de asalto en Kidal tras los enfrentamientos registrados durante el fin de semana coincidiendo con una visita a la localidad del nuevo primer ministro, Musa Mara.

   En esos ataques murieron ocho civiles, incluidos seis trabajadores gubernamentales que murieron a manos de los separatistas cuando atacaron la oficina del Gobierno local. Los tuareg tomaron como rehenes a otros 32 funcionarios y, posteriormente, los liberaron.

   El Gobierno de Malí acusa a los separatistas, incluidos los integrantes del Movimiento Nacional para la Liberación del Azawad (MNLA), de haber renovado su antigua alianza con grupos islamistas vinculados con Al Qaeda. "El MLNA está apoyado por sus tradicionales aliados", ha subrayado el ministro Maiga.

   Malí se sumió en un periodo de crisis e inestabilidad en 2012 cuando los milicianos separatistas tuareg se aliaron con grupos islamistas para hacerse con el control del norte del país tras un golpe de Estado contra el Gobierno de Bamako.