16 de septiembre de 2019
7 de abril de 2008

Al menos 28 muertos en una nueva erupción de la violencia en Bagdad

Al menos 28 muertos en una nueva erupción de la violencia en Bagdad
REUTERS
Foto de la Noticia
Foto: reuters + Ampliar




   BAGDAD,  8 Abr. (Reuters/EP)

   Al menos 28 personas murieron en los últimos combates de Bagdad, escenario de una nueva ofensiva de las fuerzas gubernamentales iraquíes y del Ejército estadounidense contra el barrio de Ciudad Sadr, bastión del Movimiento Sadr, liderado por el clérigo chií Muqtada al Sadr, contrario a la ocupación.

   Fuentes médicas iraquíes informaron de que se contabilizaron 25 muertos e ingresaron 98 personas con heridas. Además, tres militares estadounidenses murieron y 31 más resultaron heridos por sendos ataques contra objetivos estadounidenses de la capital.

   El primero de los ataques, perpetrado contra la fortificada Zona Verde de Bagdad, donde se encuentran las sedes del Gobierno iraquí y de las embajadas extranjeras, costó la vida a dos militares e hirió a otros 17. El segundo ataque, contra una base estadounidense en la capital, mató a un militar e hirió a otros 14.

   Los ataques contra la Zona Verde, donde se encuentra la Embajada estadounidense más grande del mundo, pues cuenta con 21 edificios en 42 hectáreas del centro de la capital, se han hecho tan frecuentes que ahora el personal debe llevar chalecos antifragmentos y cascos.

   Sin embargo, la última semana fue menos violenta porque Al Sadr ordenó el pasado domingo a sus milicianos del Ejército del Mahdi salir de las calles y no atacar a las fuerzas gubernamentales.

   Los militares iraquíes entraron ayer en dos sectores del sur de Ciudad Sadr, una barriada de dos millones de habitantes, la mayoría de ellos pobres. El Ejército estadounidense utilizó helicópteros de combate que dispararon al menos dos misiles Hellfire que mataron a nueve combatientes, según explicó el teniente coronel norteamericano Steven Stover.

   La operación conjunta comenzó a primera hora del domingo y durante todo el día pudieron escucharse los disparos y explosiones. El teniente general Abboud Qanbar, máximo responsable del Ejército iraquí en la zona de Bagdad, emplazó a todos los grupos armados a entregar sus armas. "Si rechazan entregar las armas, las confiscaremos", afirmó Qanbar en rueda de prensa desde una de las comisarías de Ciudad Sadr.

   "He perdido a mi primo en los combates de hoy. Creo que (el primer ministro, Nuri) Al Maliki hoy estará satisfecho", explicó un mando callejero del Ejército del Mahdi identificado como Abu Ammar.

   Dos helicópteros Apache sobrevolaron el mercado de Jamila, un gran bazar situado al borde de Ciudad Sadr donde la mayoría de los habitantes del este de la ciudad compra sus alimentos. "Los criminales dispararon cohetes contra el mercado de Jamila. No sé cuánta gente ha muerto", afirmó Stover.

   Fuentes del Ministerio del Interior explicaron que el incendio del mercado duró horas porque los bomberos no pudieron acceder al lugar. La Policía indicó que al menos un centenar de tiendas quedaron destruidas.

   OTROS INCIDENTES

   En la bagdadí calle Palestina dos personas murieron por el impacto de un proyectil de mortero o un cohete, informó la Policía. También en la capital fueron hallados hoy cinco cadáveres en varias zonas de la ciudad. Ayer sábado aparecieron otros siete cadáveres. Además murieron 17 milicianos y otros 51 fueron detenidos en Irak en las últimas 24 horas, según el Ejército.

   Dos policías resultaron heridos por el impacto de dos proyectiles de mortero que cayeron sobre una comisaría de la Policía situada en el barrio bagdadí de Ciudad Sadr. Tres vehículos policiales quedaron dañados.

   En Diyala murió un militar estadounidense tras un ataque con bomba de carretera, informó el Ejército iraquí, y cerca de Kirkuk fue hallado el cuerpo de una mujer con heridas de bala.

   También en el norte, en Mosul, dos milicianos murieron cuando intentaban colocar una bomba de carretera, según la Policía, y una bomba explosionó en un edificio gubernamental que estaba en construcción.

   Por último, cerca de la ciudad de Samarra siete miembros de los Consejos del Despertar, la milicia a sueldo de Estados Unidos, murieron en combates con milicianos de Al Qaeda en Irak, informó la Policía.