28 de noviembre de 2020
22 de octubre de 2020

Al menos doce niños muertos en un ataque aéreo contra una mezquita en el norte de Afganistán

Al menos doce niños muertos en un ataque aéreo contra una mezquita en el norte de Afganistán
Helicóptero de combate de las Fuerzas Armadas de Afganistán - MINISTERIO DE DEFENSA DE AFGANISTÁN - ARCHIVO

El Gobierno dice que los muertos son talibán pero anuncia una investigación

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Al menos doce niños han muerto y varios más han resultado heridos por un ataque aéreo contra una mezquita en la provincia de Tajar, en el norte de Afganistán, según han informado este jueves las autoridades locales afganas.

Yavad Hijri, portavoz del Gobierno provincial, ha confirmado el balance y ha señalado que otras catorce personas resultaron heridas en el ataque, que alcanzó una mezquita en el área de Hazara Qarluq, tal y como ha recogido la cadena de televisión afgana 1TV.

El ataque aéreo tuvo lugar el miércoles por la tarde en el distrito de Baharak, donde varios milicianos talibán mataron a más de 40 agentes de las fuerzas de seguridad en un ataque a primera hora de la mañana, según ha relatado a la agencia alemana de noticias DPA el consejero regional Mohamad Azam Afzali.

El bombardeo fue ejecutado después de que las fuerzas afganas recibieran información que apuntaba a que en el interior del templo estaban escondidos milicianos talibán, según ha explicado Afzali. Afzali y un responsable de los servicios de seguridad han dicho que los milicianos ya habían abandonado la mezquita cuando fue bombardeada.

En este sentido, el Ministerio de Defensa ha anunciado la muerte de doce talibán, "incluidos varios comandantes", en el bombardeo, si bien ha resaltado que ha abierto una investigación "para analizar las acusaciones sobre víctimas civiles", según ha informado la cadena de televisión afgana Tolo TV.

El vicepresidente primero de Afganistán, Amrulá Salé, ha rechazado que el ataque matara a niños y ha añadido que las víctimas son "aquellos que mataron a miembros de las fuerzas de seguridad". "Vi las pruebas por mí mismo y escribo con autoridad gubernamental y moral", ha dicho a través de sus redes sociales.

Los combates entre los talibán y las fuerzas de seguridad en el distrito de Baharak han dejado hasta ahora decenas de muertos, entre ellos el 'número dos' de la Policía de Tajar, Mohamad Durandish.

Por otra parte, al menos cuatro civiles han muerto y diez han resultado heridos por el impacto de un proyectil de mortero en un mercado en el distrito de Sharin Tagab, en la provincia de Faryab (norte), según han confirmado las autoridades.

El portavoz de la Policía provincial, Abdulkarim Yurish, ha dicho que "el proyectil de mortero fue disparado por los talibán contra las fuerzas de seguridad", si bien ha recalcado que "todas las víctimas son civiles que estaban comprando en el mercado".

ATAQUES EN 24 PROVINCIAS

Por otra parte, el Ministerio de Defensa ha denunciado un incremento de las operaciones de los insurgentes y ha detallado que los talibán han llevado a cabo ataques en 24 provincias durante el último día.

El viceportavoz del Ministerio, Fauad Aman, ha recalcado que "los talibán han sufrido víctimas masivas como resultado de los contraataques de las fuerzas de seguridad y defensa de Afganistán".

Durante la jornada del miércoles resultaron heridos además dos militares rumanos integrados en la misión 'Apoyo Decidido' de la OTAN, tal y como ha confirmado este jueves la Alianza, que ha agregado que el vehículo en el que viajaban en la provincia de Kandahar fue alcanzado por una mina.

El Ministerio de Defensa rumano ha señalado que los militares pertenecen al Batallón de Fuerza de Protección 191 'Leones Dorados' y ha manifestado que ambos fueron evacuados y se encuentran "estables", según un comunicado publicado en su página web.

Afganistán ha sido escenario de un repunte de la violencia durante las últimas semanas, a pesar de las conversaciones de paz en marcha entre el Gobierno y los talibán en la capital de Qatar, Doha. Los insurgentes se han negado a declarar un alto el fuego.

Desde que firmaron el acuerdo de paz en Doha con Estados Unidos el 29 de febrero, los talibán han mantenido y reforzado su campaña de ataques contra las fuerzas de seguridad afganas --incluida su reciente ofensiva en Helmand-- y se han limitado a dejar de atacar a las fuerzas militares internacionales.

Para leer más