23 de abril de 2019
30 de abril de 2014

Al menos quince muertos en combates entre militares filipinos y milicianos de Abú Sayaf

MANILA, 30 Abr. (Reuters/EP) -

   Al menos quince personas han muerto en combates entre militares filipinos y milicianos del grupo islamista Abú Sayaf en una remota isla del sur del archipiélago de Filipinas, según ha informado un alto mando del cuerpo de Marines del pais asiático.

   El general de Marines Martin Pinto ha explicado que un militar ha perdido la vida y otros 19 han resultado heridos en un ataque registrado en Patikul, en la provincia de Sulu, atribuido al grupo islamista Abú Sayaf, vinculado a Al Qaeda e incluido en la "lista negra" de Estados Unidos.

   "El uso de proyectiles de 105 milímetros, morteros de 81 milímetro y el apoyo realizado por helicópteros ha permitido a los marines causar importantes daños al enemigo", ha indicado Pinto.

   "Los marines heridos, la mayoría por proyectiles de mortero lanzados por Abú Sayaf, han sido evacuados a hospitales para que reciban tratamiento. Nuestras tropas han mantenido la posición durante tres horas y han repelido el ataque mientras llegaban los refuerzos", ha añadido el general filipino, que también ha señalado que cerca de 300 milicianos han participado en la ofensiva para recuperar una base suya que los militares capturaron el lunes en la ciudad de Patikul.

   Militares filipinos acabaron con la vida de 18 milicianos de Abú Sayaf a principios de mes en la isla de Basilan en la toma de una base de este grupo islamista. La operación formaba parte de una ofensiva contra grupos armados que se oponen al acuerdo de paz rubricado con el principal grupo rebelde musulmán, el Frente Moro de Liberación Islámica (MILF).

GOLPE AL ACUERDO DE PAZ

   El acuerdo de paz del Gobierno filipino con el MILF, alcanzado con la mediación de Malasia, puso fin a cinco años de conflicto en los que más de 120.000 personas perdieron la vida y provocó dos millones de desplazados. Además, retrasó el crecimiento económico en una de las regiones con más recursos de Filipinas.

   La situación se ha tambaleado debido a que otros grupos, principalmente Abú Sayaf, han continuado con la lucha armada para crear un Estado islámico independiente en el sur del país.

   En virtud del acuerdo, los rebeldes se han comprometido a deponer las armas, disolver sus milicias y reparar varias localidades a cambio de que la región tenga mayor autonomía con más competencias en materia de cultura y economía.