7 de diciembre de 2019
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • 28 de julio de 2010

    México.- Denuncian la desaparición este lunes de cuatro periodistas en el estado de Durango, en el norte de México

    Encuentran también en Durango seis cabezas humanas junto a las que había mensajes

    MÉXICO D.F., 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La Comisión Nacional de los Dertechos Humanos (CNDH) un organismo público e independiente encargado de denunciar presuntas violaciones de derechos en México, denunció este martes la desaparición de cuatro periodistas en el estado de Durango (norte) y exigió a las autoridades que tomen medidas urgentes para solucionar la situación.

    La CNDH denunció que en torno al mediodía de este lunes fueron 'levantados' (secuestro por el que no se pide rescate) dos camarógrafos de la cadena Televisa y un reportero del canal Multimedios. Además, otro reportero del diario 'El Vespertino' de la localidad de Gómez Palacio fue también secuestrado el lunes por la noche.

    La CNDH emitió este martes un comunicado en que exigió a las autoridades "terminar con la impunidad, exigir la actuación eficaz de las autoridades procuradoras de justicia y garantizar la seguridad de los periodistas".

    "Para la CNDH, es deber del Estado no sólo de respetar la libertad de expresión, sino de garantizar su ejercicio", se podía leer en el texto, recogido por medios locales.

    Según la CNDH, la ausencia de investigación tras la comisión de este tipo de crímenes contra periodistas ha provocado que los informadores sean "vulnerables en el desempeño de sus labores".

    ENCUENTRAN SEIS CABEZAS EN DURANGO

    Por otro lado, la Procuraduría General del Estado de Durango informó este martes de que durante la mañana fueron halladas seis cabezas humanas en diversos puntos del estado.

    Las primeras dos cabezas aparecieron junto a una carretera en un lugar llamado puente Dalila. Otras dos cabezas fueron halladas cerca del pueblo de La Tinaja, mientras que el par restante fueron halladas cerca de una carretera en Mazatlán.

    Aún no se ha podido determinar la identidad de las personas a las que pertenecían dichas cabezas. Junto a todas ellas aparecieron mensajes cuyo contenido no ha trascendido.