24 de agosto de 2019
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 7 de enero de 2009

    Miles de camboyanos celebran el 30 aniversario de la caída del régimen de Pol Pot

    PHNOM PENH, 7 Ene. (Reuters/EP) -

    Miles de supervivientes de los denominados "campos de la muerte" de los Jemeres Rojos celebraron hoy el 30 aniversario de la caída del régimen de Pol Pot, que en cuatro años causó la muerte de casi dos millones de personas a causa de las purgas políticas, las enfermedades y la hambruna.

    Hasta 80.000 camboyanos se concentraron en el estadio olímpico de la capital, Phnom Penh, desde donde iniciaron una marcha organizada por el Partido del Pueblo de Camboya (PPC), heredero del gobierno instalado en Camboya después de la invasión de Vietnam, el 7 de enero de 1979.

    "Siempre hemos recordado a aquellos que sacrificaron sus vidas para salvarnos del genocidio", señaló el presidente del partido y ex líder guerrillero Chea Sim ante la multitud.

    Estas celebraciones han estado marcadas por la polémica desatada a raíz del rechazo de los partidos de la oposición a sumarse a los actos. A pesar del rechazo internacional e interno al régimen de los Jemeres Rojos, una minoría significativa de camboyanos también consideran el 7 de enero de 1979 como el comienzo de los diez años de ocupación de Vietnam.

    Los rivales políticos del primer ministro camboyano, Hun Sen, antiguo comandante jemer que tomó el poder tras la retirada de las tropas vietnamitas, le consideran una marioneta del Gobierno vietnamita, denuncia que él siempre ha negado.

    "Cualquiera que esté en contra del Día de la Victoria es Pol Pot o un animal", manifestó Hun Sen ante la multitud en un puente en el sur de Phnom Penh para festejar el 30 aniversario del fin de la "era Pol Pot" con la entrada de las tropas vietnamitas.

    Declarado como "Día de la Victoria" por el Gobierno, los partidos de la oposición consideran el aniversario como el inicio de la dominación vietnamita y han denunciado la apropiación de los actos por parte del PPC.

    TRIBUNAL INTERNACIONAL

    Durante los cuatro años que duró el régimen de los Jemeres Rojos (desde abril de 1975 a octubre de 1979), sus acciones y maneras de imponer su política condujeron a lo que se conoce como el "genocidio camboyano", actos que, en la actualidad, están siendo juzgados como crímenes contra la Humanidad por un tribunal internacional en Phnom Penh y auspiciado por la ONU.

    Después de la caída de este régimen liderado por Pol Pot, los Jemeres Rojos regresaron a su escondite en la selva. Tras resistir los ataques de los vietnamitas primero y del Gobierno de Hun Sen después, finalmente se rindieron en 1998, el mismo año que falleció Pol Pot.

    Cinco de los responsables del régimen han sido detenidos y serán juzgados este años en el tribunal internacional. "Los espíritus de mis familiares no tendrán paz si no se juzga a esos asesinos", explica un camboyano que perdió a ocho seres queridos durante los cuatro años de régimen jemer.

    Los detenidos son el llamado 'hermano número dos, Nuon Chea --mano derecha de Pol Pot--, el ex presidente Khieu Samphan, el ex ministro de Exteriores Ieng Sary, la mujer de éste y ex ministra de Asuntos Sociales Ieng Thirith, y Duch, ex responsable del centro de interrogatorios y torturas S-21. Todos ellos se enfrentan a la cadena perpetua si son declarados culpables.