21 de septiembre de 2019
7 de marzo de 2014

Pakistán amenaza con una operación militar si los talibán no cumplen con la tregua

ISLAMABAD, 7 Mar. (Reuters/EP) -  

   El Gobierno paquistaní podría lanzar una operación militar a gran escala contra los paquistaníes en las zonas tribales próximas a Afganistán este mismo mes si los insurgentes no cumplen con el alto el fuego que han declarado, ha advertido este viernes el ministro de Defensa, Jawaja Asif.

   En una entrevista concedida a Reuters, ha asegurado que el Gobierno no dudará en bombardear los escondites de los milicianos o enviar fuerzas a las zonas tribales si los talibán paquistaníes no respetan la tregua en sus ataques que anunciaron la semana pasada.

   "Ahora mismo no llevará meses. Tendremos que marchar en el mes de marzo", ha advertido. "Si hay un alto el fuego, tiene que ser completo. Sin eso, simplemente no nos podemos permitir mantener conversaciones con los talibán", ha puntualizado.

   El Gobierno teme que el final de la misión de combate de las tropas estadounidenses y de la OTAN en el vecino Afganistán a finales de este año pueda dar fuerzas a la insurgencia activa en la frontera común entre los dos países.

   "Si en el periodo posterior a la retirada, los talibán afganos se vuelven más fuertes y logran crear una zona de influencia en el sur y el este de Afganistán, que están junto a nuestra frontera, ese es un escenario en el que deberíamos incluso evitar pensar", ha afirmado Asif.

CONVERSACIONES CON LOS TALIBÁN

   El Gobierno de Pakistán ha disuelto este jueves su comité para las negociaciones con los talibán paquistaníes y conformará uno nuevo en los próximos días con el objetivo de iniciar contactos directos entre ambas partes la semana que viene.

   En base a las informaciones publicadas por la prensa paquistaní, el primer ministro, Nawaz Sharif, supervisará el comité, mientras que el ministro del Interior, Chaudhry Nisar Alí Jan, será el cargo de mayor rango que formará parte del mismo.

   Asimismo, circulan informaciones sobre la participación en el mismo de miembros del Gobierno central y del Gobierno provincial de Jiber, así como de los servicios de Inteligencia del país (ISI).

   El domingo, el Gobierno anunció la suspensión de las operaciones militares contra los talibán en respuesta a la decisión de los insurgentes de proclamar un alto el fuego unilateral para intentar reactivar las bloqueadas conversaciones de paz con el Gobierno.

   Las negociaciones se paralizaron tras las últimas acciones armadas de los talibán contra las fuerzas de seguridad y objetivos civiles en lo que afirmaron que fue una reacción a las operaciones militares contra el grupo. En respuesta, el Ejército lanzó una serie de ataques de la aviación contra instalaciones de los talibán, matando a decenas de presuntos insurgentes.

Para leer más