6 de diciembre de 2019
25 de agosto de 2019

La visita relámpago del ministro de Exteriores iraní a la cumbre del G7 en Biarritz sorprende a Trump

La visita relámpago del ministro de Exteriores iraní a la cumbre del G7 en Biarritz sorprende a Trump
El ministro de Exteriores iraní aterriza en la cumbre del G7 - REUTERS

BIARRITZ (FRANCIA), 25 (Reuters/EP)

La llegada por del ministro de Asuntos Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif a Biarritz para entrevistarse con los líderes del G7 reunidos en la ciudad francesa ha sorprendido en particular al presidente estadounidense, Donald Trump, según han reconocido fuentes de la Casa Blanca.

La visita de Zarif a invitación de Francia, la anfitriona, ha sido "una sorpresa", ha explicado un responsable de la Casa Blanca, que ha subrayado que por el momento no está prevista ninguna reunión con representantes estadounidenses.

La visita, muy corta, ha permitido a Zarif entrevistarse con el presidente francés, Emmanuel Macron, y con los ministro de Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian, y de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, para intentar avanzar en las propuestas planteadas por ambas partes para intentar rebajar la tensión. Han sido unas tres horas de reuniones en la sede del Ayuntamiento de Biarritz.

"Continúa la diplomacia activa de Irán en busca de un compromiso constructivo. Me he reunido con Macron al margen del G7 de Biarritz después de extensas conversaciones con Le Drian y Le Maire y tras una sesión informativa conjunta para Reino Unido y Alemania. El camino por delante es difícil, pero vale la pena intentarlo", ha publicado Zarif en su cuenta oficial en Twitter.

Fuentes francesas han indicado que la visita de Zarif ha servido para reformular el Instrumento de Apoyo a los Intercambios Comerciales, o Instex, para evitar las sanciones estadounidenses y preservar así el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), firmado en 2015, estipulaba a grandes rasgos que Irán podría acceder a los mercados internacionales siempre y cuando garantizara el carácter pacífico de su programa nuclear.

El Palacio del Elíseo ha matizado enseguida que la visita de Zarif es a invitación francesa, por iniciativa francesa, al margen del G7. Además han destacado que estos contactos han sido "positivos" y que "continuarán".

Tras conocerse la llegada de Zarif, la canciller alemana, Angela Merkel, ha defendido "aprovechar" la oportunidad para resolver las tensiones entre Estados Unidos e Irán. "Tenemos que buscar un modo de reducir la tensión o de lo contrario Irán podría renegar aún más de sus compromisos en septiembre", ha apuntado Merkel en declaraciones a la prensa. Además ha aclarado que fue informada de la llegada de Zarif poco antes de su aterrizaje.

Irán pide que se le permita exportar un mínimo de 700.000 barriles diarios de petróleo y aspira a poder vender 1,5 millones como gesto para facilitar las negociaciones y recuperar el acuerdo nuclear de 2015, desvirtuado desde la salida de Estados Unidos del mismo, hace un año, según ha explicado un responsable diplomático iraní en declaraciones a Reuters.

Para leer más