17 de junio de 2019
  • Domingo, 16 de Junio
  • 17 de mayo de 2014

    Ucrania pide sanciones más duras para evitar la "guerra oculta" de Rusia

    BERLÍN, 17 May. (Reuters/EP) -

       El ministro de Exteriores ucraniano, Andriy Deshchitsia, ha instado a la comunidad internacional a imponer sanciones más duras contra Rusia, a la que ha acusado de estar librando una "guerra oculta" en el este del país, durante una entrevista concedida a un diario alemán y hecha pública este sábado.

       "La comunidad internacional debería imponer sanciones más severas que golpeen sectores económicos específicos como el bancario y que tengan como objetivo a los encargados de tomar decisiones en Rusia", ha afirmado Deshchitsia.

       "También es importante imponer sanciones preventivas antes de que Rusia haga todavía más daño", ha subrayado el ministro. Tanto Estados Unidos como la Unión Europea ya han establecido sanciones económicas y de restricción de viajes a varias empresas y personalidades rusas por el empeoramiento de la crisis en Ucrania.

       Respecto a las autoridades alemanas, el responsable de la diplomacia ucraniana ha indicado que deberían darse cuenta de que "Rusia no parará con Lugansk y Donetsk" --regiones del este de Ucrania-- y que si no quiere ser responsable de la desestabilización de la región, el Gobierno debería ser más duro respecto a Moscú.

       Alemania tiene importantes lazos económicos con Rusia, por lo que el sector industrial ha instado a la canciller, Angela Merkel, a que no imponga nuevas sanciones a Rusia por la cuestión ucraniana, ya que consideran que podrían dañar a las compañías nacionales y a la economía del país si Moscú decidiese actuar en consecuencia.

    INVASIÓN "OCULTA"

       Por otro lado, el ministro ha asegurado que el presidente ruso, Vladimir Putin, no tiene previsto "invadir abiertamente" Ucrania, ya que considera que el mandatario teme las consecuencias que podría acarrear. En su lugar, Deshchitsia ha asegurado que el Kremlin está enviando "terroristas para que creen disturbios y lleven al este del país bajo su control".

       El ministro ha justificado esta explicación asegurando que las armas que utilizan los "rebeldes" provienen de Rusia y son modelos utilizados solamente por el Ejército ruso, que no se pueden adquirir en el mercado. "Los guardias fronterizos arrestaron a contrabandistas que querían introducir esas armas en Ucrania", ha subrayado.

       "Además hemos interceptado numerosas conversaciones telefónicas entre líderes separatistas y agentes rusos que prueban que están recibiendo órdenes de Rusia", ha asegurado.

    Para leer más