19 de octubre de 2019
19 de mayo de 2014

La MINUSMA condena firmemente los enfrentamientos en Kidal y solicita una investigación sobre los incidentes

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El jefe de la Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Malí (MINUSMA), Albert Koenders, ha condenado este domingo en los términos más firmes la muerte de dos civiles y seis oficiales malienses en los enfrentamientos registrados el sábado en la ciudad de Kidal (norte) entre milicianos tuareg del Movimiento Nacional de Liberación de Azawad (MNLA) y fuerzas gubernamentales.

"Este crimen bárbaro es totalmente inaceptable y los responsables deben responder por sus actos. Se debe abrir rápidamente una investigación para desvelar los hechos y llevar a los responsables ante la justicia", ha dicho a través de un comunicado.

En el mismo, ha resaltado que la MINUSMA "llevará a cabo todos los esfuerzos necesarios en este sentido", al tiempo que ha presentado sus condolencias al Gobierno malienses y a los familiares de las víctimas.

Durante los enfrentamientos, que se han saldado con al menos 36 muertos y 87 heridos, los milicianos del MNLA habrían atacado la sede del gobierno de la provincia de Kidal y se habrían llevado a una treintena de funcionarios.

Los combates estallaron a primera hora del sábado, antes de la llegada del primer ministro maliense, Musa Mara, a la zona para realizar la primera vista a Kidal desde que fue nombrado para el cargo el mes pasado.

Los guerrilleros del MNLA llegaron en dos camionetas y atacaron un control del Ejército levantado ante la sede del gobernador, según fuentes militares. A continuación, y según el Ministerio de Defensa, los asaltantes procedieron a tomar el edificio, donde tienen a 30 funcionarios como rehenes.

Sin embargo, un portavoz del MNLA ha asegurado que fueron los soldados los que dispararon primero y que la violencia se produjo tras una manifestación independentista.