5 de diciembre de 2020
26 de octubre de 2020

Morales avanza el 11 de noviembre como fecha para su vuelta a Bolivia pero expresa cautela: "No está decidido"

Morales avanza el 11 de noviembre como fecha para su vuelta a Bolivia pero expresa cautela: "No está decidido"
El expresidente de Bolivia Evo Morales. - CLAUDIO SANTISTEBAN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Confirma que no tendrá ningún cargo en el nuevo Gobierno del país

MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de Bolivia Evo Morales ha avanzado este lunes que podría regresar a la nación andina el 11 de noviembre, aunque ha expresado cautela y ha manifestado que la fecha "está en debate todavía" y "no está decidido".

Según Morales, que vive en Argentina en calidad de asilado desde diciembre de 2019, varias organizaciones bolivianas le han trasladado su petición de que vuelva al país latinoamericano, después de renunciar a su cargo de presidente en noviembre del año pasado.

"Las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba están evaluando nuestro pedido de que vuelva el 11 de noviembre", ha manifestado en una entrevista concedida a la agencia de noticias rusa Sputnik.

En la misma línea, la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia, de la que Morales es afiliado, solicitó al exmandatario su vuelta. "Su máximo ejecutivo, el compañero Jacinto Herrera, desea que vuelva lo más pronto posible, pero también el 11", ha puntualizado.

En este sentido, ha informado de que la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia será la organización responsable de preparar su regreso. "Ellos organizarán mi retorno", ha asegurado Morales.

Que Morales regrese a Bolivia el 11 de noviembre implica que se perderá la toma de posesión del presidente electo del país, Luis Arce, el candidato de su partido, Movimiento Al Socialismo (MAS), que está prevista para el 8 de ese mes.

Aunque el exmandatario ha precisado que no tiene "problema" con regresar esa semana o a la siguiente, ha insistido en que es "orgánico" con las "decisiones de las organizaciones regionales o nacionales".

"Me alegra mucho que haya una enorme preocupación y ocupación por que retorne", ha señalado, admitiendo que, en relación a su vuelta, "hay diversas opiniones de autoridades, de movimientos sociales y de las autoridades electas".

En cuanto a las elecciones celebradas en Bolivia el 18 de octubre, el exmandatario boliviano, que este lunes celebra su cumpleaños número 61, ha asegurado que estaba seguro de que el MAS vencería con más de la mitad de los votos "desde hace un mes y medio".

NINGÚN CARGO EN EL EJECUTIVO

En este contexto, Morales ha confirmado que no ostentará ningún cargo en el nuevo Gobierno de Bolivia, tal y como ya había avanzado Arce, que ha reiterado que "será muy bienvenido", pero "no significa que estará en el Gobierno". "Será mi Gobierno", insistió tras ganar los comicios.

"No, para nada", ha zanjado, desvelando que, una vez regrese, se asentará en el Trópico de Cochabamba. En cuanto a sus planes de futuro, ha indicado que, como dirigente de las Seis Federaciones y del MAS, las organizaciones se centrarán en "cuidar" al nuevo presidente y "a apoyar desde las bases".

Asimismo, ha trasladado que se dedicará "a formar nuevos líderes en talleres y seminarios". "Tengo la obligación de compartir mi experiencia y mis reflexiones con el compañero Lucho (Luis Arce)", concluido.

El dirigente boliviano ha mantenido diversas conversaciones telefónicas con autoridades de otros países, como el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, o el presidente de Argentina, Alberto Fernández, a quienes les ha transmitido la misma idea.

"Me preguntaban y contesté que me encantaría compartir mi experiencia de tanta lucha sindical, pero también de gestión presidencial para el Estado plurinacional", ha explicado Morales.

Para leer más