25 de noviembre de 2020
1 de abril de 2007

Moratinos se reunirá con Pérez Roque y Lage en la primera visita de un ministro de Exteriores a Cuba desde 1998

Moratinos se reunirá con Pérez Roque y Lage en la primera visita de un ministro de Exteriores a Cuba desde 1998

LA HABANA/MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, llegará en las próximas horas a La Habana para realizar una visita oficial de 48 horas en la que se entrevistará con su homólogo cubano, Felipe Pérez Roque, y el vicepresidente, Carlos Lage. También se estudia un encuentro con el presidente interino, Raúl Castro, y el propio Moratinos ha descartado verse con Fidel.

El Ministerio de Relaciones Exteriores cubano ofreció ayer a los periodista la agenda oficial de la visita de Moratinos, la primera de un jefe de la Diplomacia española desde la que Abel Matutes hizo en 1998, durante el anterior gobierno de José María Aznar, y la segunda de un ministro del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

La llegada de Moratinos y el resto de su comitiva, integrada por las secretarias de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, y de Cooperación Internacional, Leire Pajín, así como otros funcionarios del Ministerio de Asuntos Exteriores, está prevista para las 21:00 horas de este domingo (las tres de la madrugada del lunes en España).

Atendiendo una invitación de Pérez Roque, Moratinos se reunirá con su anfitrión el lunes a las 10:00 horas en la Cancillería, situada en la Plaza de la Revolución, en La Habana. Previamente, colocará una ofrenda floral ante el monumento al héroe nacional José Martí y en la tarde visitará una exposición del pintor español Joaquín Sorolla.

Ya el martes, el ministro será recibido por Carlos Lage, para posteriormente hacer un recorrido por el Centro Histórico de La Habana Vieja, declarada Patrimonio de la Humanidad en 1981. Y al mediodía visitará la Escuela Latinoamericana de Medicina, a las afueras de la capital cubana.

Finalmente, Moratinos y Pérez Roque firmarán varios acuerdos entre los ministerios de Asuntos Exteriores de ambos países durante un acto previsto para las 17:00 horas del martes (las once de la noche en España), al término del cual los ministros ofrecerán una rueda de prensa conjunta.

RELACIONES ECONOMICAS

Con motivo de su visita a La Habana, y fuera de la agenda oficial, Moratinos aprovechará la ocasión para mantener un encuentro con varios empresarios españoles presentes en la isla, en un claro intento del Gobierno de relanzar las relaciones bilaterales también en su vertiente económica.

Y es que Madrid y La Habana negocian desde hace varios meses un acuerdo sobre la deuda que Cuba mantiene con España y que en la actualidad ronda los 1.000 millones de euros, de los cuales unos 600 millones corresponden a la deuda contraída antes de la bancarrota cubana tras la caída de la Unión Soviética.

Fuentes cercanas a la negociación explicaron a Europa Press que hace unos meses las autoridades cubanas presentaron una propuesta para reprogramar la deuda de Cuba con la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE), que está siendo estudiada por la contraparte española.

Además, ambas partes están negociando la firma de un nuevo acuerdo para la protección recíproca de las inversiones lo cual, desde el sector empresarial español, se ve con "buenos ojos" y con cierto grado de esperanza ya que permitiría normalizar las relaciones entre Cuba y España también en el plano económico.

DISIDENTES

Sin duda, uno de los temas vidriosos de la visita es la situación de los Derechos Humanos. Según fuentes consultadas por Europa Press, un miembro de la delegación española, previsiblemente el director general para Iberoamérica del Ministerio de Asuntos Exteriores, Javier Sandomingo, permanecerá un día más en La Habana, hasta el próximo miércoles, para entrevistarse con varios disidentes.

La última vez que hubo encuentros de este tipo fue en septiembre pasado, cuando el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, se entrevistó con opositores en La Habana, días antes de participar como invitado en la Cumbre del Movimiento de Países No Alineados, lo cual levantó las iras de las autoridades.

Por eso, en esta ocasión no se producirían mientras se encuentre en La Habana, en lo que podría considerarse un intento de Moratinos de no "irritar" al Gobierno. Es más, al ser consultado sobre este asunto, el propio ministro se escudó en que la agenda no está cerrada definitivamente para no aclarar si habrá o no contactos de este tipo.

"Ya saben cómo son estas visitas en países como Cuba", se disculpó ayer desde Bremen (Alemania) Moratinos, que pareció encomendar los últimos detalles de la visita en la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, quien ya se encuentra en La Habana procedente de Guatemala.