26 de enero de 2021
24 de noviembre de 2020

El movimiento liderado por el imam Mahmoud Dicko estará en el Parlamento de Malí y apoya que sea liderado por un militar

El movimiento liderado por el imam Mahmoud Dicko estará en el Parlamento de Malí y apoya que sea liderado por un militar
Moctar Ouane, nuevo primer ministro de Malí - GOBIERNO DE MALÍ - ARCHIVO

La CMAS se distancia del opositor M5-RFP, que se ha pronunciado contra la militarización del organismo

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El movimiento encabezado por el influyente imam Mahmoud Dicko ha afirmado este martes que será parte del Parlamento de transición y ha expresado su apoyo al coronel Malick Diaw como presidente de este organismo, en una fractura en el seno del opositor Movimiento 5 de Junio-Agrupación de Fuerzas Patrióticas (M5-RFP).

El coordinador general de la Coordinación de Movimientos, Asociaciones y Simpatizantes del imam (CMAS), Issa Kaou N'Djim, ha resaltado que la organización "va a apoyar la candidatura del coronel Malick Diaw", después de que el M5-RFP criticara el peso de los militares en el Consejo Nacional de Transición (CNT) y se pronunciara contra la elección de un militar al frente del mismo.

El antiguo portavoz del M5-RFP ha dicho además que "los que no estén de acuerdo (con la postura de la CMAS) pueden ir a la plaza de la Independencia", en referencia al epicentro de las movilizaciones encabezadas por el M5-RSF contra Ibrahim Boubacar Keita, presidente del país hasta su derrocamiento en un golpe de Estado dado el 18 de agosto.

Asimismo, ha confirmado la fractura en el seno del movimiento opositor y ha manifestado que "el M5-RFP ya no existe". "es una cuestión de legitimidad", ha apuntado, según ha recogido el diario maliense 'Nouvel Horizon'.

N'Djim ha criticado además a los que apuestan por no ser parte del CNT y ha sostenido que "lo más importante a día de hoy es unir fuerzas". "Nos unimos, nosotros y otros, para expulsar a Keita y a su régimen corrupto. La misma lógica es la de la transición, es una cuestión de principios y de interés nacional", ha argüido.

En este sentido, ha subrayado que "el Ejército es la columna vertebral" de este proceso y ha añadido que "el Ejército es apolítico". "No estará en la Presidencia ni tendrá diputados en la Asamblea Nacional (tras las elecciones que se celebrarán después del proceso de transición)", ha añadido.

Las declaraciones de N'Djim han llegado días después de que el Gobierno iniciara contactos con los dirigentes de varios partidos políticos del país debido a las tensiones a raíz de la composición del Parlamento de transición, ante las denuncias de numerosos grupos sobre una militarización de las instituciones del país.

El encuentro ha tenido lugar después de que el presidente de transición, Bah Ndaw, defendiera su decreto sobre el reparto de escaños frente a las críticas vertidas por diversos partidos y agrupaciones sindicales, especialmente desde el M5-RFP.

EL DECRETO

El decreto publicado por Ndaw recoge que 22 de los 121 miembros del CNT serán "representantes de las fuerzas de defensa y seguridad", mientras que ocho serán integrantes del opositor M5-RFP. Asimismo, once serán miembros de los diversos partidos, mientras que nueve serán representantes de organizaciones de la sociedad civil.

A ellos se sumarán cuatro representantes de agrupaciones de mujeres y otros cuatro de organizaciones de jóvenes, junto a cinco representantes de los grupos firmantes del acuerdo de paz. Asimismo, habrá cuatro representantes de "movimientos de inclusividad", cuatro de organizaciones de defensa de los Derechos Humanos, tres de personas con discapacidad, seis de la diáspora, cuatro de centrales sindicales, siete de sindicados autónomos, ocho de grupos profesionales.

Por último, a ellos se sumarán tres representantes de confesiones religiosas, cinco de las autoridades tradicionales, cinco de los organismos consulares, cuatro de los órganos de prensa y cinco del mundo del arte y la cultura.

En respuesta, el comité estratégico del M5-RFP, que estuvo detrás de las masivas manifestaciones contra Keita, denunció la semana pasada la composición del CNT y criticó la "militarización de las instituciones" y la "negligencia hacia los partidos y movimientos políticos".

El destacado movimiento opositor ya quedó al margen del Gobierno de unidad y negó haber participado en la aprobación de la 'hoja de ruta' para el proceso de transición. A las críticas se sumaron la Confederación Sindical de Trabajadores de Malí (CSTM), la Coalición de Fuerzas Patrióticas (COFOP) y el partido Yelema del ex primer ministro Moussa Mara.

Ndaw fue nombrado para el cargo el 21 de septiembre por parte de la junta militar surgida de la asonada, cuyo nombre oficial era Consejo Nacional para la Salvación del Pueblo (CNSP), mientras que el líder de la misma, Assimi Goita, fue nombrado vicepresidente.

Posteriormente, Moctar Ouane fue nombrado primer ministro, tras lo que se desveló un Ejecutivo de transición con militares en las principales carteras, lo que ya provocó críticas por parte del M5-RFP.

Para leer más