24 de abril de 2019
4 de junio de 2014

Muere en un atentado suicida uno de los líderes de las milicias progubernamentales de Anbar

BAGDAD, 4 Jun. (Reuters/EP) -

   Uno de los líderes de las milicias suníes progubernamentales que combaten contra el Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS), vinculado a la organización terrorista Al Qaeda, ha fallecido este martes en la localidad iraquí de Ramadi a consecuencia de un atentado suicida.

   En base a las informaciones facilitadas por un hombre cercano al fallecido, Mohamed Jamis Abu Risha, el terrorista suicida activó sus explosivos tras darle un abrazo, matando además a cuatro guardaespaldas.

   "Nos visitaba regularmente para darnos instrucciones y ordenarnos tareas. Hoy le estábamos esperando en nuestro puesto de control", ha dicho el miliciano, que ha pedido no ser identificado por motivos de seguridad.

   "Sin embargo, hemos escuchado una explosión en el puesto de control anterior. Nos hemos acercado rápidamente al lugar y hemos visto que estaba muerto. Su cadáver estaba mutilado e irreconocible", ha sostenido.

   Abu Risha, que rondaba los 30 años, comandaba a cientos de milicianos en Ramadi, capital de la provincia de Anbar, donde el Ejército y algunos grupos suníes progubernamentales combaten al ISIS desde hace meses. El fallecido era además sobrino de Ahmed Abu Risha, quien es el líder formal de todos los combatientes suníes progubernamentales de la provincia.

   La imagen de ambos se ha visto dañada durante los cinco meses de combates contra el grupo extremista en medio de acusaciones de corrupción y de tener una agenda para buscar su beneficio personal. Los Abu Risha apoyaron las manifestaciones antigubernamentales que se celebraron el año pasado en la provincia, pero posteriormente se alinearon con el Ejecutivo de Nuri al Maliki.

   Los enfrentamientos estallaron cuando las fuerzas de seguridad irrumpieron por la fuerza en las acampadas de los manifestantes en Ramadi, lo que provocó un levantamiento de algunas tribus que fue aprovechado por el ISIS para enviar combatientes y hacerse con el control de la ciudad. En respuesta, los Abu Risha crearon una milicia progubernamental para combatir a los 'yihadistas'.

   El ISIS, que ha reivindicado la autoría de numerosos atentados contra las fuerzas de seguridad en los últimos meses, se hizo el 1 de enero con el control de Ramadi y Faluya, donde aún permanecen.

   La salida de las tropas estadounidenses del país y el conflicto en Siria, con fuertes connotaciones sectarias, ha exacerbado las tensiones entre la comunidad suní y el Ejecutivo del primer ministro Al Maliki, perteneciente a la rama chií del Islam, que tienen como puntos de fricción un sistema judicial que discrimina sistemáticamente a los suníes y la exclusión de esta comunidad de los altos cargos de la Administración iraquí.

   No en vano, los enfrentamientos violentos con tintes sectarios entre la minoría suní y la dominante comunidad chií ya eran una tónica habitual, reminiscencia de los años de guerra en Irak tras la ocupación estadounidense --especialmente entre los años 2006 y 2007--.

    Los levantamientos populares contra el Gobierno, asimismo, encontraron su germen en la ola de levantamientos de 2011 en Oriente Próximo y el norte de África, conocida como la 'Primavera Árabe', que empujó a los suníes a rebelarse pacíficamente contra Al Maliki.

Para leer más