11 de noviembre de 2019
26 de junio de 2019

Muere un líder político local en un nuevo ataque en el norte de Burkina Faso

Muere un líder político local en un nuevo ataque en el norte de Burkina Faso
Un soldado en Burkina FasoREUTERS / STRINGER . - ARCHIVO

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un líder local de Burkina Faso murió el martes en un nuevo ataque ejecutado en el norte del país, según han confirmado este miércoles las autoridades, sin que por el momento haya trascendido quién estuvo detrás del incidente.

Fuentes oficiales citadas por la agencia estatal burkinesa de noticias, AIB, han señalado que el jefe de la localidad de Guibga, en la provincia de Samentenga, fue tiroteado a última hora del martes.

Así, han detallado que una decena de personas armadas irrumpieron en la aldea y mataron al jefe local antes de darse a la fuga, provocando el pánico entre la población local.

El suceso tuvo lugar un día después de la murete de dos gendarmes en un ataque ejecutado contrau n convoy que escoltaba el traslado de víveres y agua en la localidad de Arbinda (norte).

Durante el fin de semana murieron al menos 15 personas en un ataque de hombres armados no identificados contra dos localidades en Barsalogho, en la región Centro-Norte de Burkina Faso.

Los ataques afectaron las localidades de Sagho y Toékodogo, dejando respectivamente trece y dos muertos, según el Ministerio de Defensa, que precisó que las fuerzas de seguridad se trasladaron inmediatamente al lugar de los hechos tras ser alertadas "poniendo en fuga a los grupos armados terroristas".

La zona de Barsalogho ya registró una grave ola de violencia el pasado enero. Entonces, el jefe de la localidad de Yirghou y otras seis personas fueron asesinados, generando una ola de represalias en la que murieron al menos 50 peul, según el balance gubernamental, y 100, según organizaciones de la sociedad civil.

Burkina Faso ha venido registrando en los últimos meses una creciente actividad de grupos yihadistas. En el país operan Ansarul Islam, un grupo terrorista autóctono, así como el Grupo para el Apoyo del Islam y los Musulmanes (JNIM), una organización yihadista que aglutina a otras cuatro, entre ellas AQMI y Al Murabitún, y en menor medida Estado Islámico en el Gran Sáhara (ISGS).

Según el 'think-tank' Africa Center for Strategic Studies (ACSS), el número de ataques obra de estos grupos pasó de tan solo tres en 2015, a doce en 2016, 29 en 2017 y 137 en 2018.

Además, también se ha intensificado la violencia intercomunitaria, que enfrenta principalmente a pastores con agricultores y que ha provocado el desplazamiento de miles de personas.

Para leer más