24 de agosto de 2019
6 de septiembre de 2018

Muere un manifestante a causa de la represión policial de nuevas protestas en el sur de Irak

Muere un manifestante a causa de la represión policial de nuevas protestas en el sur de Irak
REUTERS / ESSAM AL SUDANI - ARCHIVO

MADRID, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

Al menos un manifestante murió a última hora del miércoles a causa de la intervención policial contra una nueva manifestación en la localidad iraquí de Basora (sur) en protesta contra la corrupción y para reclamar mejoras en los servicios básicos en el país.

El portavoz del Ministerio de Sanidad iraquí, Saif al Badr, ha confirmado la muerte de una persona y ha agregado que otras cinco resultaron heridas, al tiempo que ha manifestado que varias ambulancias fueron atacadas, según ha informado la cadena de televisión local Al Sumaria.

Según la agencia británica de noticias Reuters, grupos de manifestantes bloquearon la entrada al cercano puerto de Umm Qasr, el más importante del país. Trabajadores del puerto han desvelado a primera hora de este jueves que las operaciones han sido suspendidas.

El Gobierno de Irak ha anunciado durante la jornada su decisión de imponer un toque de queda en la ciudad a partir de las 15.00 horas (las 14.00 horas en la España peninsular), si bien la medida ha sido finalmente cancelada minutos antes de entrar en vigor.

Un portavoz del Ministerio del Interior citado por Al Sumaria había sostenido que uno de los motivos de la decisión es la supuesta existencia de planes para atacar edificios gubernamentales en el marco de las protestas.

Sin embargo, fuentes de seguridad provinciales desvelaron posteriormente que el Mando de Operaciones de Basora "ha ordenado abolir el toque de queda". "Se ha ordenado que el movimiento de personas y vehículos sea el normal", ha añadido.

Naciones Unidas expresó el miércoles su "grave preocupación" por la muerte de al menos cinco personas el martes a causa de la represión de las protestas y pidió a las autoridades que dieran respuesta a las exigencias de los manifestantes.

Así, el representante especial de la Secretaría General de la ONU para Irak, Jan Kubis, solicitó a los parlamentarios, que juraron sus escaños el lunes, que "asuman sus tareas" y "actúen con responsabilidad y sin retrasos" de cara a la formación de un Gobierno "nacional, patriótico y favorable a las reformas".

Las manifestaciones se han extendido a otras provincias del país, donde miles de personas han salido a las calles para reclamar mejoras en los servicios básicos y más oportunidades laborales, así como incrementar la lucha contra la corrupción y una mayor transparencia.

A pesar de que el primer ministro, Haider al Abadi, suspendió en agosto al ministro de Electricidad ante los continuos cortes del suministro en el sur del país, los manifestantes han continuado sus movilizaciones ante la parálisis en el proceso de formación del nuevo gobierno.

La sesión parlamentaria del lunes, la primera tras las elecciones de mayo, fue aplazada después de que dos coaliciones aseguraran contar con la mayoría de los escaños y el derecho a formar Gobierno. El Tribunal Supremo Federal tendrá que pronunciarse sobre la situación en 15 días.

Para leer más