20 de enero de 2020
11 de diciembre de 2019

Mueren 71 soldados en un ataque contra una base militar en el oeste de Níger

Mueren 71 soldados en un ataque contra una base militar en el oeste de Níger
Soldado nigerinos patrullan cerca de la frontera con Nigeria - REUTERS / LUC GNAGO - ARCHIVO

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Al menos 71 militares nigerinos murieron en un ataque ejecutado en la noche del martes contra una base militar ubicada en la localidad de Inates, situada en la región de Tillaberi (oeste), según el primer balance oficial facilitado este miércoles por el Gobierno.

Un portavoz del Ministerio de Defensa ha indicado en una comparecencia televisada que otros doce militares han resultado heridos y que un número indeterminado ha sido dado por desaparecido, por lo que no se descarta que el número de muertos aumente en las próximas horas.

Asimismo, ha resaltado que los enfrentamientos se han saldado con "un número importante de terroristas muertos", sin especificar, al tiempo que ha agregado que "las operaciones están en marcha en la zona".

El portavoz ha detallado que en el ataque han sido empleados proyectiles de artillería y varios coches bomba, antes de asegurar que las fuerzas de seguridad han conseguido que la situación esté "bajo control".

Horas antes, fuentes de seguridad citadas por el portal local de noticias L'Evenement Niger habían cifrado en 70 el número de muertos y añadido que decenas de soldados han sido dados por desaparecidos tras el ataque, cuya autoría no ha sido reclamada hasta el momento.

Los atacantes, que sabotearon los sistemas de comunicaciones antes de iniciar el asalto, han causado graves daños materiales en el interior de la base, ubicada al noreste de la capital, Niamey.

Fuentes locales citadas por la agencia alemana de noticias DPA han indicado que los atacantes llegaron a la base a bordo de motocicletas y vehículos cuando los militares se preparaban para los rezos de la tarde.

El presidente del país, Mahamadou Issoufou, ha acortado su visita oficial a Egipto para volver a Níger tras el "drama" en Inates, tal y como ha anunciado la Presidencia nigerina a través de su cuenta en la red social Twitter.

Issoufou ha llegado a Niamey a última hora del día y durante la jornada del jueves presidirá una reunión del Consejo Nacional de Seguridad para abordar "el ataque trágico" en Inates.

EL ATAQUE MÁS MORTÍFERO CONTRA EL EJÉRCITO

El ataque contra la base de Inates se ha convertido el más mortífero perpetrado en el país en cuanto a bajas en las filas del Ejército, superando al ejecutado en 2015 contra Karamga por el grupo yihadista Boko Haram --del que se escindió ISWA--, que se saldó con la muerte de 46 soldados y cerca de 30 civiles.

Boko Haram ejecutó posteriormente en junio de 2016 un ataque contra Bosso --situada en el sureste del país, cerca de la frontera con Nigeria-- en el que murieron al menos 35 militares. En el asalto participaron cerca de cien miembros de Boko Haram, que se hicieron además con armamento y municiones durante el saqueo de la base.

Por su parte, la base de Inates fue atacada en julio de este mismo año, un suceso que se saldó con la muerte de 18 soldados y cuya autoría fue reclamada por el grupo yihadista Estado Islámico en África Occidental (ISWA).

Este último ataque ha tenido lugar un día después de otro asalto contra una base militar en la región de Tahoua (oeste), en la que murieron tres soldados y catorce de los atacantes, según el Ministerio de Defensa.

Níger ha sido escenario de un repunte de la violencia yihadista, especialmente en la zona del lago Chad --la región de Diffa-- y en la frontera con Burkina Faso y Malí --Tillaberi y Tahoua--, donde están activos varios grupos yihadistas, entre ellos las filiales de Al Qaeda y Estado Islámico.

CONDENAS INTERNACIONALES

Los países vecinos de Níger, aliados de Niamey en la lucha contra el terrorismo en la región, han expresado ya sus condolencias al país por el ataque, unas expresiones de apoyo a las que también se ha sumado Francia.

El presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita, ha trasladado en un comunicado sus condolencias "más sentidas" al Gobierno y el "pueblo hermano de Níger" ante lo que ha descrito como "una dolorosa circunstancia".

"Al tiempo que formulo mis deseos de una pronta recuperación a los heridos, rezo a Dios todopoderoso, clemente y misericordioso por el reposo eterno de las almas de los desaparecidos", ha señalado.

Asimismo, el presidente de Burkina Faso, Roch Marc Christian Kaboré, ha presentado a través de su cuenta en la red social Twitter sus "sinceras condolencias" y "solidaridad" de Burkina Faso y los integrantes del G5 del Sahel --Burkina Faso, Chad, Malí, Mauritania y Níger--.

Por su parte, la ministra de Defensa de Francia, Florence Parly, ha trasladado igualmente sus condolencias al pueblo nigerino y los familiares de los militares muertos. "La Francia está al lado de Níger ante este trance", ha remachado.