23 de noviembre de 2020
23 de octubre de 2020

Mueren doce personas en nuevos ataques contra varias aldeas en la región de Darfur, en Sudán

Mueren doce personas en nuevos ataques contra varias aldeas en la región de Darfur, en Sudán
Un combatiente rebelde del JEM en Darfur - GETTY IMAGES 2004 / SCOTT NELSON - ARCHIVO

MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

Al menos doce personas han muerto esta semana en nuevos ataques ejecutados por personas armadas contra varias aldeas y dos campamentos de desplazados situados en la región de Darfur (oeste), según han confirmado los Comités de Resistencia y Coordinación de Gireida.

El organismo ha señalado que las aldeas atacadas entre el martes y el miércoles fueron las de Ed Deka, Donkey Abyad y Hadad, así como los campamentos e Um Asal y Um Zagrad, antes de agregar que estos sucesos se saldaron con cerca de 30 heridos y cientos de desplazados.

Los activistas han responsabilizado a las paramilitares Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF) de lo sucedido por no proteger a la población, perteneciente de forma mayoritaria a la tribu fallata, y han pedido que los responsables sean juzgados y que se proceda al desarme de las milicias que operan en la zona.

Según las informaciones recogidas por la emisora sudanesa Radio Dabanga, los enfrentamientos habrían derivado de los intentos de miembros de la comunidad masalit --desplazados durante la guerra civil que estallaron en 2003-- de regresar a sus localidades de origen, en las que se han asentado miembros de la comunidad fallata.

Sin embargo, el gobernador de Darfur Sur, Musa Mahdi, ha negado que las autoridades estén ignorando las tensiones étnicas, en el centro de numerosos incidentes durante los últimos meses en distintos puntos del país, con Darfur nuevamente como uno de los epicentros de las mismas.

El conflicto en Darfur, que estalló en 2003, ha dejado al menos 300.000 muertos y obligado a más de 2,5 millones de personas a huir de sus hogares, según la ONU. El expresidente Omar Hasán al Bashir, así como otros altos cargos durante su mandatos, son buscados por el Tribunal Penal Internacional (TPI) por supuestos crímenes de guerra y contra la Humanidad en el marco de este conflicto.

El Ejecutivo de transición, encabezado por Abdalá Hamdok como primer ministro, firmó el 3 de octubre un histórico acuerdo de paz con una coalición de grupos armados, incluidos algunos de los más importantes de las regiones de Darfur, Kordofán del Sur y Nilo Azul.

Sin embargo, el éxito no es total. La alianza de firmantes de grupos armados, el llamado Frente Revolucionario de Sudán (RSF), consiguió incorporar a dos importantes facciones: la del Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán que encabeza Abdulaziz al Hilu (SPLM-N Al Hilu) y la del Movimiento de Liberación de Sudán de Abdeluahid el Nur (SLM-AW).

El Gobierno sudanés ha hecho de la paz con los rebeldes que luchan contra Jartum una de sus principales prioridades, ya que supone una de las condiciones clave para que Estados Unidos saque al país de la lista de patrocinadores del terrorismo.

Para leer más