13 de noviembre de 2019
21 de octubre de 2019

Mulvaney niega haber presentado su dimisión por decir que Trump puso condiciones para entregar ayuda a Ucrania

Mulvaney niega haber presentado su dimisión por decir que Trump puso condiciones para entregar ayuda a Ucrania
Mick MulvaneyREUTERS / KEVIN LAMARQUE - ARCHIVO

WASHINGTON, 21 Oct. (Reuters/EP) -

El jefe de gabinete interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, ha negado haber presentado su dimisión después de decir que el presidente del país, Donald Trump, había retenido 391 millones de dólares (unos 351 millones de euros) en ayuda militar a Ucrania en parte para presionar a Kiev a que investigara una cuestionada teoría conspirativa sobre las elecciones presidenciales del 2016.

"Absolutamente no. (...) Estoy muy contento de trabajar aquí. No tuve la rueda de prensa perfecta, pero los hechos están de nuestro lado... Creo que estoy haciendo un buen trabajo como jefe de gabinete y creo que el presidente está de acuerdo", ha afirmado.

"Nunca dije que hubiera un 'quid pro quo' porque no lo hubo", ha manifestado Mulvaney, que se ha retractado. Mulvaney había indicado en una rueda de prensa que la ayuda de Estados Unidos se retrasó en parte por las preocupaciones de Trump sobre un servidor informático del Comité Nacional Demócrata (CND).

En una llamada efectuada el 25 de julio, Trump le pidió al presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, "un favor" para investigar el servidor y otro asunto vinculado con los comicios de 2016.

Trump también solicitó a Zelenski que investigara al exvicepresidente Joe Biden y al hijo de éste, Hunter Biden, quien había sido parte del directorio de una compañía de energía ucraniana.

Durante la conversación, Zelenski se mostró de acuerdo en llevar a cabo la investigación solicitada por Trump. Posteriormente, Washington proporcionó la citada ayuda a Kiev.

En la rueda de prensa, un periodista ha trasladado a Mulvaney que lo que estaba describiendo era un 'quid pro quo'. "Hacemos eso todo el tiempo en política exterior", respondió.

Sus palabras provocaron un gran revuelo en la Casa Blanca, por lo que se ha retractado. Trump, por su parte, ha vuelto a defender que se trata de una "estafa" de los demócratas. "Se trató de una llamada telefónica perfecta que tuve con el presidente ucraniano. Él ya declaró: ¡NO HAY PRESIÓN!", ha aseverado el magnate.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Internacional