10 de diciembre de 2019
9 de julio de 2008

Obama defiende los intereses de los hispanos y considera la reforma migratoria como una prioridad

Obama defiende los intereses de los hispanos y considera la reforma migratoria como una prioridad
REUTERS

WASHINGTON, 9 Jul. (Reuters/EP) -

El demócrata Barack Obama prometió ayer que la reforma migratoria será prioridad de su primer año de Gobierno si es elegido presidente de Estados Unidos en noviembre, lo que sacaría a unos 12 millones de inmigrantes ilegales de las sombras.

El senador por Illinois ofreció unificar el país y defender los intereses de los hispanos, un grupo de 46 millones de personas y un creciente bloque de votantes en Estados Unidos, que representan un 9 por ciento del electorado.

"Luché en el Senado por una reforma migratoria amplia. Y haré de ella una prioridad en mi primer año como presidente, no sólo porque tenemos la obligación de asegurar las fronteras y controlar quién entra y sale del país", dijo en la convención anual de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC).

"Tenemos que sacar a los inmigrantes indocumentados de las sombras. Sí, ellos violaron la ley, y deberían pagar una multa y aprender inglés. Así es como los pondremos en el camino de la ciudadanía", afirmó.

Obama, que busca convertirse en el primer presidente afrodescendiente en Estados Unidos, agregó que la reforma de las leyes de inmigración es necesaria para evitar crear "un clase de sirvientes" en el país y combatir a los que abusan de los indocumentados.

También acusó a su rival republicano en la contienda, el senador John McCain, que era arduo defensor de la legalización de los inmigrantes, de haber cambiado su posición durante la campaña para priorizar la seguridad en la frontera.

Los partidarios de McCain, han respondido afirmando que Obama votó por cinco enmiendas el año pasado en la reforma migratoria que ayudaron a zanjar el proyecto de ley en el Senado.

VENTAJA DE OBAMA

De todas formas, Obama goza de amplia ventaja sobre McCain entre el electorado de origen hispano, con un 59 por ciento de las preferencias frente a un 29 por ciento que apuestan por McCain, según una encuesta de Gallup divulgada el pasado 2 de julio.

El demócrata ofreció recortes fiscales a los trabajadores y a las empresas que los emplean como una forma de hacer frente a la desaceleración económica que golpea a los sectores menos favorecidos de la población, mientras que criticó los beneficios dados por el presidente republicano, George W. Bush, a los más ricos del país.

Además, Obama reconoció la importancia del voto hispano en su discurso y dijo que "esta elección puede ser decidida por votantes latinos". "Cada año, algunas de las contiendas más disputadas tienen lugar en Florida, Colorado, Nevada y Nuevo México, estados con grandes comunidades latinas", agregó.