24 de abril de 2019
  • Martes, 23 de Abril
  • 25 de septiembre de 2014

    El brote de ébola se aproxima a los 3.000 muertos

    GINEBRA, 25 Sep. (Reuters/EP) -

    El brote de ébola ha alcanzado la cifra de 2.917 muertos y 6.263 casos en los cinco países de África Occidental en los que se registra, si bien en Guinea la expansión de la enfermedad parece estar controlándose, según ha informado la Organización Mundial de la Salud (OMS).

    La agencia sanitaria de Naciones Unidas ha advertido de que los países afectados están sufriendo falta de camas y hay resistencia por parte de algunas comunidades en determinadas zonas frente al trabajo de los profesionales sanitarios.

    El balance de la OMS recopila los datos de los países afectados por el brote de ébola hasta el pasado 21 de septiembre. En comparación con el anterior balance, la actualización muestra 99 muertes más en Liberia desde el 17 de septiembre, cuatro más en Sierra Leona desde el día 19 y tres fallecimientos más en Guinea desde el 20 de septiembre.

    En los últimos 21 días, que es lo que se prolonga el periodo de incubación del virus, la proporción se ha reducido en esos tres países, lo que implica que podría estar frenándose su propagación.

    "La tendencia al alza continúa en Sierra Leona y, más probablemente, en Liberia", ha dicho la OMS. "Sin embargo, la situación en Guinea, aunque todavía genera grave preocupación, parece estar estabilizada: entre 75 y 100 nuevos casos se han registrado en cada una de las cinco semanas pasadas", ha explicado.

    La agencia de Naciones Unidas ha informado de que Liberia tiene 315 camas para pacientes de ébola y que las agencias humanitarias se han comprometido a instalar 440 más, aunque el país todavía necesita 1.550 camas más. En Sierra Leona está previsto instalar 197 camas más lo que doblaría la capacidad actual pero aún necesitaría 532 camas adicionales.

    POCAS CAMAS HOSPITALARIAS

    Con demasiadas pocas camas hospitalarias y un gran escasez de expertos, los esfuerzos para frenar el brote de ébola se centran ahora en crear centros de atención comunitarios y formar a voluntarios locales, incluidos, por ejemplo 11.000 profesores en Liberia, para enseñar a la población a combatir la enfermedad.

    En Sierra Leona, los denominados "movilizadores sociales" han logrado visitar el 75 por ciento de los hogares que tenían previsto visitar para concienciar sobre el ébola. Sin embargo, en algunas zonas de Guinea, donde un equipo contra el ébola fue asesinado la semana pasada, todavía hay mucha resistencia frente a las campañas de concienciación, según la OMS.

    "Por ejemplo, hay informaciones que señalan que en Fassankoni, en Guinea, las comunidades han creado barricadas para impedir la entrada de los equipos de respuesta", ha afirmado la agencia de la ONU.

    El riesgo de infección entre los profesionales sanitarios es mucho mayor de lo que se había previsto inicialmente. Un nuevo balance ha puesto de manifiesto que 81 trabajadores sanitarios han muerto en Sierra Leona de los 113 que han contraído la enfermedad, lo que supone una tasa de mortalidad del 72 por ciento, frente al 40 por ciento que se había registrado con anterioridad.

    Este último balance de la OMS no incluye los datos de casos y fallecimientos registrados durante los tres días de toque de queda en Sierra Leona.