7 de marzo de 2021
14 de julio de 2014

La ONU alerta de las presiones que sufre Líbano por la llegada masiva de refugiados sirios

GINEBRA, 14 Jul. (Reuters/EP) -

El coordinador humanitario de la ONU en Líbano, Ross Mountain, ha advertido este lunes de los problemas que puede sufrir este país si tiene que cargar en solitario con los mas de 1,1 millones de refugiados sirios que han llegado huyendo de la guerra, por lo que ha pedido a los donantes extranjeros que cumplan con lo prometido y ayuden al país a salir de la crisis en la que vive.

Líderes religiosos y políticos libaneses, tanto suníes como chiíes, no tardarán en aumentar las tensiones con los refugiados si la ayuda internacional no llega ha asegurado Ross Mountain, coordinador humanitario de la ONU en Líbano.

"Esto ya no es sólo una situación de emergencia humanitaria", ha asegurado Mountain. "Es lo que el expresidente (Michel Suleiman) describió como una crisis existencial para Líbano. Se trata de la seguridad del país, la estabilidad del país y me permito apuntar que lo que sucede en Líbano afecta a toda la región", ha indicado Mountain.

Más de 1,12 millones de refugiados sirios han huido de la guerra civil hacia Líbano, lo que representa una cuarta parte de su población y una grave escasez de agua, ha asegurado Mountain. Se espera que la afluencia de refugiados llegue a 1,5 millones a finales de año.

"Tememos que las tensiones sectarias se expandan y no solo haya luchas entre sirios y libaneses sino que se amplíe y llegue a conflictos entre los propios libaneses", ha asegurado Mountain en una rueda de prensa dada en Ginebra.

Las divisiones sectarias entre chiíes y suníes en Líbano vienen de lejos y fueron una parte importante de la guerra civil que sufrió el país entre 1975 y 1990.

Las autoridades libanesas han admitido la crisis, el ministro de Asuntos Sociales llegó a asegurar la semana pasada que el país podría sufrir un colapso social y económico si el número de refugiados seguía creciendo y superaba a un tercio de la población del país.

Hasta ahora, las donaciones extranjeras no superan los 500 millones de dólares(unos 367 millones de euros)aunque, según asegura Mountain, Líbano necesita 1.600 millones de dólares(unos 1.175 millones de euros)para poder cubrir los gastos de los programas de ayuda a los refugiados que debe llevar a cabo.

PREOCUPADOS POR LA SEGURIDAD

"Ciertamente todo depende de dinero, pero no sólo el dinero es la clave. Si bien ha habido una serie de incidentes violentos vinculados a los extremistas, algunos atentados hace un par de meses y el surgimiento del EI (Estado Islámico), la buena noticia en este momento es la eficacia de las fuerzas de seguridad libanesas para actuar contra estos incidentes".

El éxito del Estado Islámico ha animado a los radicales con ideas afines en Líbano pues creen que pueden emularlo. El ministro del Interior de Líbano confirmó la semana pasada que el grupo radical suní Estado Islámico había llegado a Beirut.

La actuación de Hezbolá en la guerra civil de Siria es "obviamente muy polémica dentro de Líbano y muestra también la fragilidad de la escena política", ha asegurado el funcionario de la ONU, refiriendose a la ayuda que está dando el partido-milicia chií a las fuerzas de Bashar al Assad contra los insurgentes suníes.

Los refugiados sirios están dispersados en más de 1.700 comunidades pobres de todo Líbano y se concentran en la zona norte del país en las provincias de Akkar y Bekaa, donde las tensiones crecen con los libaneses pues aseguran que los sirios les quitan el trabajo al aceptar sueldos más bajos, ha indicado Mountain.

Naciones Unidas ha declarado que Líbano ha recibido el 38 por ciento de todos los refugiados sirios en Oriente Próximo, más que cualquier otro país. Más de la mitad de los sirios allí son niños y la gran mayoría de ellos no están escolarizados.

Para leer más