7 de junio de 2020
16 de enero de 2020

La ONU alerta de que los problemas burocráticos podrían paralizar la asistencia humanitaria en Irak

La ONU alerta de que los problemas burocráticos podrían paralizar la asistencia humanitaria en Irak
Una mujer en Mosul - GETTY IMAGES / CARL COURT - ARCHIVO

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

La coordinadora humanitaria de la ONU en Irak, Marta Ruedas, ha expresado este jueves su preocupación por las nuevas trabas burocráticas que están dificultando a las organizaciones humanitarias su labor y ralentizando la asistencia a los 2,4 millones de personas necesitadas de asistencia, hasta el punto de que podría quedar paralizada.

En un comunicado, ha explicado que hasta noviembre pasado, los permisos se emitían cada 30 días por un órgano gubernamental pero desde esa fecha "los repartos de ayuda se han ralentizado considerablemente" debido a que el sistema se ha visto interrumpido y "no hay mecanismos alternativos viables".

A menos que las organizaciones humanitarias puedan retomar de forma inmediata y sin restricciones los movimientos tanto de su personal como de sus suministros, la ONU ha advertido de que las operaciones humanitarias podrían quedar totalmente paralizadas en unas semanas, dejando a cientos de miles de personas sin comida, medicinas o material para hacer frente al invierno.

"Nuestras operaciones están en riesgo", ha prevenido Ruedas. "Sin autorización continuada y predecible, la ayuda humanitaria está en riesgo de echarse a perder en almacenes, poniendo vidas en peligro y malgastando los tan necesarios fondos de los donantes", ha lamentado.

Hasta ahora, las ONG recibían mensualmente una carta que les permitía pasar los controles de las fuerzas de seguridad sin problemas. Desde la primera semana de enero, las cartas de casi todas las organizaciones humanitarias han expirado y no se han emitido nuevas autorizaciones.

Según el sondeo realizado por la ONU entre las ONG, el 90 por ciento de ellas han reconocido que la falta de procedimientos de autorización está afectando directamente sus operaciones. Además, han indicado que desde diciembre más de 2.460 misiones humanitarias han tenido que ser canceladas o no han podido llegar a sus destinos.

Para atender las necesidades humanitarias en Irak, la ONU solicitó en 2019 700 millones de dólares, de los que se recibieron el 92 por ciento, lo que "demuestra un fuerte apoyo y confianza de los donantes". Para 2020, la petición es de 520 millones de dólares.

"Pedimos al Gobierno de Irak que aclare los procedimientos para garantizar autorizaciones de acceso a las organizaciones humanitarias y nos permita reanudar el suministro efectivo y eficiente de ayuda a los iraquíes", ha remachado Ruedas.

El primer ministro de Irak, Adel Abdul Mahdi, presentó su dimisión el pasado de 30 de noviembre en medio de multitudinarias protestas contra el Gobierno en las que han muerto cientos de manifestantes por la intervención de las fuerzas de seguridad. Por el momento, sigue en el cargo de forma interina, ya que aún no hay un acuerdo para designar a su sucesor.

Para leer más