17 de octubre de 2019
19 de septiembre de 2019

La ONU alerta de que la situación humanitaria en Idlib es "alarmante"

La ONU alerta de que la situación humanitaria en Idlib es "alarmante"
Ruinas en la provincia de IdlibANAS ALKHARBOUTLI/DPA - ARCHIVO

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La vicesecretaria general de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, Ursula Mueller, ha alertado este jueves de que la situación humanitaria en la provincia siria de Idlib (noroeste) es "alarmante", si bien ha indicado que el alto el fuego unilateral anunciado por Rusia el 30 de agosto ha derivado en una reducción de los combates.

"El frágil alto el fuego ha puesto en el foco de atención una situación que para este Consejo de Seguridad debería ser muy familiar: nuevos combates pondrán en peligro y desplazarán a miles de civiles", ha dicho.

"Más desplazamientos crearán aún más necesidades. Más necesidades presionarán a trabajadores humanitarios que ya están en su límite", ha manifestado, antes de pedir "una perspectiva más humana para Siria, una en la que los civiles estén seguro, las necesidades sean abordadas y los trabajadores humanitarios sean protegidos".

Mueller ha resaltado que los trabajadores humanitarios entregan en estos momentos ayuda a 1,6 millones de personas en Idlib cada mes a través de operaciones transfronterizas desde Turquía, al tiempo que ha cifrado en 400.000 los desplazados desde mayo.

En este sentido, ha destacado que el alojamiento para estas personas es uno de los principales problemas y ha explicado que cada vez hay más familias que no pueden permitirse un lugar para vivir, lo que es especialmente preocupante de cara a la llegada del invierno.

"Un informe publicado este mes revela que cerca de 600.000 personas vive en tiendas de campaña, campamentos y emplazamientos para desplazados internos. Los socios humanitarios dicen que, en ausencia de alternativas viables, las familias en algunas zonas recurren a vivir al raso", ha lamentado.

Durante la joranda de este jueves, los gobiernos de Rusia y China han vetado una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas pidiendo un alto el fuego en Idlib, debido a que no incluye una exención a las ofensivas contra grupos terroristas.

Poco después, el organismo ha sometido a votación un proyecto de resolución presentado por Pekín y Moscú --que incluía la citada exención--, si bien sólo ha recibido los apoyos de Rusia y China, mientras que cuatro países se han abstenido.

El Ejército sirio lanzó a finales de abril, con apoyo de Rusia, su ofensiva para recuperar Idlib. Desde entonces se ha hecho con el control de numerosas localidades. Según la ONU, más de 500 civiles han muerto desde entonces.

La provincia de Idlib se encuentra en manos de varios grupos armados, el más importante de los cuales es Hayat Tahrir al Sham, vinculado a Al Qaeda. El régimen de Siria ha defendido que la ofensiva es parte de su lucha contra el terrorismo en el país.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Internacional