13 de noviembre de 2019
  • Martes, 12 de Noviembre
  • 5 de abril de 2019

    La ONU denuncia ataques del Ejército de Birmania contra civiles y avisa de que podrían ser crímenes de guerra

    La ONU denuncia ataques del Ejército de Birmania contra civiles y avisa de que podrían ser crímenes de guerra
    REUTERS / DAMIR SAGOLJ

    MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Naciones Unidas ha denunciado este viernes que el Ejército de Birmania "está llevando a cabo de nuevo ataques contra sus propios civiles" y ha advertido de que esto podría equivaler a crímenes de guerra, tras la muerte de seis personas en un bombardeo en el estado de Rajine (oeste).

    El Ejército de Birmania ha asegurado este mismo viernes que los seis rohingyas muertos en un ataque aéreo esta semana en Rajine formaban parte de los rebeldes Ejército de Arakán, algo que ha negado un portavoz de este grupo.

    Según la versión de algunos aldeanos y de un diputado de la zona, las víctimas estaban cortando y recolectando bambú cuando sufrieron un ataque aéreo llevado a cabo desde un helicóptero.

    El ataque ocurrió el miércoles en Buthidaung, donde viven muchas familias rohingyas. Muchos de los pueblos de la zona fueron arrasados durante la campaña de 2017 contra los rohingyas, cuando el Ejército de Birmania llevó a cabo una campaña contra esta minoría musulmana que provocó la huida de al menos 730.000 personas hacia el vecino Bangladesh.

    De esta forma, la portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Ravina Shamdasani, ha resaltado que "las consecuencias de la impunidad (por los crímenes del Ejército birmano) seguirán siendo mortales".

    "Estamos muy afectados por la intensificación del conflicto en Rajine en las últimas semanas y condenamos lo que parecen ser ataques indiscriminados y contra civiles por parte del Ejército y combatientes armados en el contexto de los combates con el Ejército de Arakán.

    Así, Shamdasani ha manifestado que este conflicto "ha generado informaciones creíbles sobre el asesinato de civiles, el incendio de viviendas, arrestos arbitrarios, secuestros, disparos indiscriminados en áreas civiles y daños contra la propiedad cultural".

    "Los combates han tenido impacto sobre civiles de varias etnias de los estados de Rajine y Chin, incluido los rajine, los rohingya, los chin, los mro y los daignet", ha señalado, antes de agregar que los enfrentamientos habrían desplazado a más de 20.000 civiles en las últimas semanas.

    "El impacto de la violencia sobre los civiles en el norte de Rajine se ha recrudecido por la práctica suspensión del acceso humanitario por parte del Gobierno desde enero de 2019", ha lamentado.

    Por ello, Shamdasani ha pedido al Ejército birmani y al Ejército de Arakán que "pongan fin inmediatamente a las hostilidades y garanticen que los civiles son protegidos". "El acceso humanitario a todas las zonas debe ser restaurado, incluidas las afectadas por los recientes enfrentamientos", ha remachado.

    Para leer más