25 de octubre de 2020
26 de junio de 2018

La ONU denuncia la ejecución de doce civiles a manos de militares malienses de la fuerza conjunta del G5 del Sahel

La ONU denuncia la ejecución de doce civiles a manos de militares malienses de la fuerza conjunta del G5 del Sahel
JOE PENNEY / REUTERS - ARCHIVO

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Militares malienses integrados en la fuerza conjunta del G5 del Sahel ejecutaron el 19 de mayo a doce civiles en un mercado de la localidad de Boulekessi en respuesta a un ataque, según ha denunciado este martes la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de Naciones Unidas en Malí (MINUSMA).

La misión ha indicado en un comunicado que, una vez finalizada la investigación, se ha podido determinar que "elementos del batallón maliense de la fuerza conjunta del G5 del Sahel ejecutaron de forma sumaria o arbitraria a doce civiles" en represalia por la muerte de uno de sus miembros en un ataque perpetrado "por un elemento no identificado".

"El informe de esta investigación ha sido trasladado al Gobierno de Malí", ha dicho, antes de aplaudir "las acciones puestas en marcha por la fuerza del G5 del Sahel y el Gobierno de Malí, principalmente la creación de una comisión de investigación".

En este sentido, el jefe de la MINUSMA ha pedido a las autoridades que "garanticen que la investigación judicial en marcha se lleve a cabo sin retrasos", al tiempo que ha reclamado a Bamako y a la fuerza conjunta "que lleven a cabo sus operaciones militares respetando el Derecho Internacional y los Derechos Humanos".

La misión ha mostrado además su "preocupación" por "las graves violaciones y abusos de los Derechos Humanos cometidos en las regiones del centro del país, que han provocado la muerte de muchos civiles en los últimos meses".

La fuerza conjunta del G5 del Sahel --integrada por Malí, Chad, Mauritania, Burkina Faso y Níger-- fue desplegada para hacer frente al incremento de la amenaza yihadista en la región.

El comunicado ha sido publicado días después de que el ministro de Defensa maliense, Tiéna Coulibaly, confirmara que "varias personas" de las Fuerzas Armadas estarían implicadas en la ejecución de al menos 25 personas en la región de Mopti (centro).

La asociación de defensa de los derechos de las poblaciones de pastores Kisal detalló en un comunicado publicado el 18 de junio en la red social Facebook que los cuerpos de las víctimas, todas ellas miembros de la comunidad peul, fueron localizados "después de una operación del Ejército maliense".

La denuncia por parte de Kisal llegó dos meses después de que el propio Coulibaly anunciara una investigación en torno a la supuesta ejecución de catorce detenidos por parte del Ejército durante un supuesto intento de fuga.

Las palabras de Coulibaly llegaron horas después de que la organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) reclamara la apertura de "investigaciones creíbles" en torno a los abusos contra sospechosos detenidos durante las operaciones contra los grupos armados islamistas.

En este sentido, la ONG denunció la muerte de 27 personas y las torturas sufridas por otros dos entre los meses de febrero y abril en el marco de la 'Operación Dambe', llevada a cabo en la región de Mopti.

La subdirectora de Human Rights Watch (HRW) para África Occidental, Corinne Dufka, resaltó el 19 de junio que desde 2017 la ONG ha documentado "más de 60 supuestas ejecuciones a manos del Ejército de sospechosos que han sido enterrados en al menos siete fosas comunes".

El presidente maliense, Ibrahim Boubacar Keita, buscará a finales de julio su reelección en unos comicios cuya legitimidad está en duda precisamente por la violencia que sigue imperando en el país africano, que en 2012 vivió su momento más tenso por la revuelta tuareg en el norte y el posterior avance yihadista.

Para leer más