5 de junio de 2020
7 de abril de 2020

La ONU denuncia que las partes enfrentadas en Siria han atacado hospitales a pesar de las leyes internacionales

La ONU denuncia que las partes enfrentadas en Siria han atacado hospitales a pesar de las leyes internacionales
Daños causados por un bombardeo contra un campamento de desplazados en la ciudad de Aratib, en la provincia de Alepo (Siria) - ANAS ALKHARBOUTLI/DPA - ARCHIVO

MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha denunciado este lunes que las partes enfrentadas en el conflicto de Siria no han acatado las leyes humanitarias internacionales y han atacado hospitales situados en el noroeste del país.

Guterres ha enviado al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas un informe de 185 páginas, realizado por la Junta de Investigación de la ONU, que da cuenta del hallazgo.

La junta se estableció el 1 de agosto para indagar en varios incidentes registrados en el noroeste de Siria contra instalaciones apoyadas por el organismo o que forman parte del conjunto de recintos "inviolables" de Naciones Unidas a partir del 17 de septiembre de 2018, cuando Rusia y Turquía firmaron un memorándum sobre la estabilización del área de Idlib.

"El impacto de las hostilidades en las instalaciones civiles y humanitarias del noroeste sirio es un claro recordatorio de la importancia de que todas las partes cumplen y garanticen el respeto de las leyes humanitarias internacionales", ha indicado Guterres en una carta dirigida al presidente del Consejo, José Singer Weisinger, de República Dominicana.

Las normativas a las que alude Guterres estipular la obligación de hacer "siempre" una distinción entre civiles y combatientes y entre objetivos civiles y militares, además de dirigir los ataques sólo contra los combatientes y blancos militares.

"De acuerdo con numerosas informaciones, las partes han contravenido esta disposición", ha insistido el secretario general de la ONU, al tiempo que ha remarcado que "cualquier" medida que se tome por los estados para combatir el terrorismo "debe ser consecuente con sus obligaciones según las leyes internacionales humanitarias, de Derechos Humanos y de refugiados".

SEIS ATAQUES

Al preparar el documento, la Junta no ha atribuido responsabilidades legales a ninguna de las partes pero ha aclarado que no ha podido visitar ninguno de los sitios que tenían que investigarse porque el Gobierno sirio no respondió a esa solicitud.

El informe se refiere al ataque de seis instalaciones y se ha elaborado con información de las agencias de la ONU, ONG, testigos y otras fuentes, incluidas imágenes tomadas por satélite del Instituto de Investigación y Capacitación de Naciones Unidos (UNITAR).

Así, la junta ha señalado que es "muy probable" que un ataque al Centro de Salud de Rakaya, en la provincia de Idlib, cometido el 3 de marzo de 2019, fuera obra de las fuerzas del Gobierno de Siria.

Por otro lado, el documento considera "creíble" que el Gobierno y sus aliados llevaran a cabo un daño similar infligido contra una instalación sanitaria de Kafr Nabutha, en Hama, perpetrado el 7 de mayo del año pasado.

Con respecto a un ataque registrado el 14 de mayo de 2019 en el campamento de refugiados palestinos de Nayrab, cercano al aeropuerto de Alepo en el que hubo once muertos y 29 heridos, la junta ha precisado que es "probable" que hubiera sido perpetrado por grupos armados de oposición o por Hayat Tahrir al Sham, una coalición de milicias de la que forman parte antiguos combatientes del Frente al Nusra, la extinta filial siria de Al Qaeda.

El daño causado el 4 de julio del mismo año al hospital Kafr Nobol en la provincia de Idlib, fue "muy probablemente" realizado por el Gobierno y sus aliados, según el documento enviado por Guterres, aunque reconoce que no hay "evidencia suficiente" para confirmarlo.

La junta de la ONU ha añadido que es "altamente probable" que el Gobierno y sus aliados hubieran llevado a cabo un ataque a un centro infantil situado en Ariha, Idlib, el 28 de julio de 2019, si bien ha aclarado de nuevo que no cuenta con evidencias suficientes para alcanzar una conclusión.

Finalmente, la Junta ha explicado que no ha podido averiguar nada sobre un séptimo incidente, ocurrido en el Hospital Nacional As Suqyalabiyah, en la provincia de Hama, el 26 de mayo pasado, porque estas instalaciones no están respaldadas ni forman parte de la lista de la ONU.

Para leer más