10 de abril de 2020
27 de junio de 2018

La ONU dice una batalla a gran escala en el suroeste de Siria equivaldría a Ghuta Oriental y Alepo "de forma combinada"

La ONU dice una batalla a gran escala en el suroeste de Siria equivaldría a Ghuta Oriental y Alepo "de forma combinada"
REUTERS / POOL NEW - ARCHIVO

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, ha advertido este miércoles de que, si se produce una batalla a gran escala en el suroeste de Siria, escenario de enfrentamientos en los últimos días, podría darse una situación que equivaldría a la vivida en Ghuta Oriental y Alepo "de forma combinada".

"Estoy muy preocupado por los últimos acontecimientos (en Siria), particularmente en el suroeste", ha dicho durante una comparecencia por videoconferencia ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

"Si el suroeste ve una batalla a gran escala, podría ser como Alepo y Ghuta Oriental combinados, en términos de la población en las zonas afectadas", ha manifestado, antes de recordar que "hay una ofensiva terrestre a gran escala, así como bombardeos e intercambio de disparos entre ambas partes".

De Mistura ha apuntado que "no se puede permitir que esto se convierta en nuevo Ghuta Oriental, Duma, Alepo Oriental o Alepo en general, donde tantos civiles fueron sacrificados y murieron". "Seamos conscientes de lo que esto significaría", ha pedido.

Así, ha destacado que hasta la fecha más de 40.000 personas se han visto desplazadas desde la provincia de Deraa hacia la frontera con Jordania y ha hecho hincapié en las implicaciones regionales.

En este sentido, ha apuntado a la denuncia del lunes por parte de Siria sobre nuevos bombardeos por parte de Israel en los alrededores del aeropuerto de Damasco.

"No podemos confirmarlos e Israel no se ha pronunciado, pero estamos preocupados ante la posibilidad de que los combates en el suroeste supongan echar combustible al fuego", ha sostenido De Mistura.

"Pido a todas las partes, el Gobierno, los grupos armados y todas las partes interesadas, que aprendan las lecciones que todos aprendimos en Ghuta Oriental, Alepo y otras partes, y que usen los canales que existen para lograr acuerdos para evitar un mayor sufrimiento humano, proteger a los civiles y facilitar una salida de esta nueva tragedia en estos siete años de cruel conflicto", ha puntualizado.

Por otra parte, ha reconocido que existe "algo de movimiento de cara a un proceso político", y concretamente en la formación de un comité constitucional.

"Por eso estamos preocupados porque una escalada militar podría tener el potencial de comprometer los progresos que hemos visto en el frente político", ha recalcado De Mistura.

CRÍTICAS DE SIRIA

En respuesta, el embajador sirio ante la ONU, Bashar al Yaafari, ha acusado al enviado especial de formular declaraciones "peligrosas" al decir al Consejo de Seguridad lo que puede o no permitir. "¿Está esto dentro del mandato del enviado especial, excelencias?", ha preguntado.

Así, ha lamentado que De Mistura no haya hecho referencia a la lucha antiterrorista por parte del Ejército y ha resaltado que Estado Islámico sigue presente en el país "bajo protección de los estadounidenses".

En este sentido, ha acusado a "terroristas" de atacar zonas residenciales en el sur del país y ha recalcado que es tarea del Ejército responder a estos ataques y proteger a cientos de miles de civiles, según ha recogido la agencia británica de noticias Reuters.

En esta misma línea se ha expresado el embajador ruso ante el organismo, Vasili Nebenzia, quien ha dicho que "las ciudades de Deraa y Sueida, así como las zonas residenciales que han iniciado la desescalada, están siendo sometidas a bombardeos por parte de yihadistas".

Sin embargo, el 'números dos' de la legación estadounidense, Jonathan Cohen, ha recordado que la fuerza predominante en la zona es el Ejército Libre Sirio (ELS) y ha resaltado que este grupo no está declarado como un grupo terrorista por Naciones Unidas.

"Para ser claro, las operaciones unilaterales puestas en marcha por el régimen de (el presidente sirio, Bashar) Al Assad y Rusia en el suroeste de Siria representan una violación del acuerdo de alto el fuego reafirmado por el presidente (estadounidense, Donald) Trump y el presidente (ruso, Vladimir) Putin", ha remachado.

Para leer más