5 de junio de 2020
8 de abril de 2020

La ONU pide la "rápida liberación" del líder opositor de Malí, secuestrado en el norte del país

La ONU pide la "rápida liberación" del líder opositor de Malí, secuestrado en el norte del país
Consejo de Seguridad de la ONU - NACIONES UNIDAS - ARCHIVO

MADRID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha pedido este miércoles una "rápida liberación" del líder opositor, Soumaila Cissé, secuestrado la semana pasada cuando hacía campaña en el norte del país.

Los países miembro del organismo han pedido al Gobierno que trabaje para "reducir la violencia" en la zona centro del país y garantizar que los responsables de abusos de los Derechos Humanos rinden cuentas.

Asimismo, han condenado el ataque ejecutado el lunes contra una posición militar en Bamba, ubicada en la provincia de Gao (norte), que se saldó con la muerte de al menos 25 soldados, según el primer balance oficial.

Por último, han solicitado que se "acelere" la aplicación del acuerdo de paz entre el Ejecutivo y los grupos armados y han mostrado su solidaridad con el país ante la pandemia de coronavirus.

Los responsables del secuestro de Cissé liberaron durante el fin de semana a los tres últimos miembros de su delegación que permanecía raptados junto a él, tal y como confirmó su partido, la Unión por la República y la Democracia (URD).

Las liberaciones tuvieron lugar después de que el destacado imam Mahmoud Dicko aceptara "participar en todas las acciones destinadas" a la liberación de Cissé.

Dicko, expresidente del Alto Consejo Islámico de Malí, es una figura respetada en la comunidad musulmana del país y recientemente se ha mostrado abierto a una negociación con los grupos yihadistas que operan en Malí, con los que ya mantuvo contactos en el pasado.

A su vez, el Gobierno de Malí anunció el 31 de marzo la creación de una célula de crisis para intentar lograr la liberación del líder opositor. El organismo está encabezado por el ex primer ministro Ousmane Issoufi Maiga.

EL SECUESTRO

Cissé fue secuestrado el 25 de marzo cuando se encontraba haciendo campaña junto a su delegación en Niafunké, en la provincia de Tombuctú (norte), de cara a las elecciones parlamentarias que se celebraron el domingo en las que, según los resultados oficiales, consiguió revalidar su escaño.

El líder de la URD quedó en segundo lugar en las presidenciales celebradas en agosto de 2018, cuando fue derrotado por el presidente, Ibrahim Boubacar Keita, como ya ocurriera en los comicios de 2013.

La zona en la que se produjo el secuestro se ha visto sacudida en los últimos meses por un incremento de la inseguridad y en ella operan grupos vinculados a Al Qaeda y otras formaciones terroristas, si bien por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría del secuestro.

Para leer más