10 de diciembre de 2019
19 de febrero de 2014

La ONU, preocupada por la nueva ley que impone castigos a quien insulte al Gobierno o la revolución de 2011

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACDH) ha expresado este martes su preocupación por una nueva ley aprobada en Libia que impone penas de cárcel a toda aquella persona que critique la revolución de 2011 contra el Gobierno de Muamar Gadafi o insulte a cualquier integrante de los poderes legislativo, ejecutivo o judicial.

La nueva legislación autoriza además al Gobierno a "tomar todas las medidas que sean necesarias para prevenir o interrumpir la transmisión de los canales de televisión por satélite que sean hostiles a la revolución o que socaven la seguridad y estabilidad del país".

"Uno de los documentos clave impulsados tras la revolución fue una Declaración Constitucional, que indica que la libertad de opinión, la libertad de información de los medios de comunicación y la libertad de reunión deben estar garantizadas por el Estado de acuerdo con la ley", ha dicho la portavoz del organismo, Ravina Shamdasani.

Así, la OACDH ha sostenido que esta legislación limita la libertad de expresión, por lo que ha pedido al Congreso General Nacional (CGN) --Parlamento-- que reconsidere la reforma legislativa y se adhiera a las normas internacionales en materia de Derechos Humanos.

Por último, el organismo ha lamentado el aumento de los ataques y secuestros de periodistas en los últimos meses. Este mismo martes, la sede de la cadena de televisión Alaseema en la capital del país, Trípoli, ha sufrido su segundo ataque en menos de una semana.