19 de noviembre de 2019
17 de octubre de 2019

Opositores de Tailandia critican al Gobierno por transferir al rey dos regimientos del Ejército

El partido opositor Futuro Adelante lamenta que el general Prayuth siga actuando como cuando lideraba la junta militar golpista

Opositores de Tailandia critican al Gobierno por transferir al rey dos regimientos del Ejército
El rey de Tailandia, Maha Vajiralongkorn, junto a la reina Suthida en la ceremonia de coronación en el Gran PalacioROYAL HOUSEHOLD BUREAU/BERNAMA/D / DPA - ARCHIVO

BANGKOK, 17 Oct. (Reuters/EP) -

Parlamentarios opositores de Tailandia han criticado al Gobierno por haber aprobado un decreto de emergencia que implica la transferencia de dos unidades del Ejército para que pasen a estar bajo mando directo del rey Maha Vajiralongkorn, jefe de Estado en una monarquía parlamentaria.

Uno de los políticos opositores que ha criticado la decisión del Ejecutivo ha considerado que esa transferencia de unidades militares para que pasen a estar supeditadas al mando directo del monarca supone un claro incumplimiento del papel que una monarquía constitucional contempla para el jefe del Estado.

La polémica causada por el decreto ha aumentado las tensiones en un país que ha vivido desde 2014 sometido al control de una junta militar liderada por el mismo general, Prayuth Chan Ocha, que ahora encabeza el Gobierno surgido tras las elecciones legislativas gracias a un cambio constitucional que consolida el poder de las Fuerzas Armadas a la hora de decidir el nombramiento del primer ministro.

Las críticas al decreto del Gobierno suponen la primera ocasión en que varios diputados opositores se atreven a cuestionar públicamente un proceso legal relacionado con la Casa Real, en un país en el que las ofensas e insultos a la monarquía se castigan con penas de prisión.

El rey Maha Vajiralongkorn fue coronado en mayo como cuarto monarca constitucional de Tailandia tras el fallecimiento de su padre, el rey Bhumibol Abdulyadej, en 2016.

El partido opositor Futuro Adelante ha asegurado que el decreto de unidades militares reales, que entró en vigor el 1 octubre, recurre de forma inadecuada a una provisión de emergencia de la Constitución para saltarse al Parlamento, aunque ha sido confirmada por una mayoría de los parlamentarios este jueves.

El decreto fue publicado el lunes en el Boletín Oficial de Tailandia y entró en vigor el día siguiente. El texto impone que los regimientos de Infantería número uno y número once dejarán de depender del Ejército para pasar a estar supeditados al Mando de Seguridad de la Casa Real.

El secretario general de la formación opositora tailandesa, Piyabutr Saengkanokkul, ha subrayado que no hay ninguna emergencia que pueda justificar la aprobación de este decreto y ha acusado al general Prayuth Chan Ocha, actual primer ministro, de seguir actuando como jefe de la junta castrense que ha dirigido el país durante los últimos cinco años.

El general Prayuth, que fue el líder del golpe de Estado que derrocó en 2014 al Gobierno elegido por las urnas, asumió el cargo de primer ministro en julio tras unas elecciones que no ganó en votos ni escaños su partido pero que le auparon al poder gracias a que la Constitución permite a las Fuerzas Armadas influir directamente en el nombramiento del jefe de Gobierno.

El partido Futuro Adelante, que fue el tercero en las elecciones de marzo, ha subrayado que el Gobierno debe cumplir la Constitución. "Tailandia es un reino con un rey como jefe de Estado. El pueblo tiene el poder y el rey ejerce la soberanía a través del Parlamento, el Gobierno y los tribunales, como marca la Constitución", ha afirmado Piyabutr.

Peerapan Saleerattavipak, diputado del progubernamental Partido Democrático, ha defendido el decreto aprobado por el Ejecutivo con el argumento de que Tailandia es "un reino único". "La monarquía es una representación de la seguridad nacional en el reino de Tailandia. No podemos separar la seguridad nacional de la monarquía", ha recalcado.

La votación en el Parlamento ha ratificado el decreto con 366 votos favor, 70 votos en contra y dos abstenciones. Todos los votos en contra corresponden al partido opositor Futuro Adelante.

Desde que llegó al trono en 2016, tras el fallecimiento de su padre, el rey Vajiralongkorn ha maniobrado para consolidar su autoridad personal. En julio de 2017, el Parlamento elegido por la junta militar golpista modificó una ley de 1936 para dar al monarca todo el control de la Agencia de Propiedades de la Corona, que gestiona las propiedades multimillonarias de la Casa Real.

Las críticas públicas al rey o a la familia real están prohibidas en Tailandia, un país en el que la figura del monarca sigue siendo considerada casi sagrada y los insultos a la monarquía se castigan con penas de hasta quince años de cárcel.

Para leer más