26 de septiembre de 2020
14 de enero de 2009

O.Próximo.- Brown defiende que la comunidad internacional "hace todo lo que puede" para el cese de la violencia en Gaza

LONDRES, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro británico, Gordon Brown, aseguró hoy que la comunidad internacional "está haciendo todo lo que puede" para lograr un "inmediato cese" de la violencia en la Franja de Gaza, donde la reacción del Ejército israelí para repeler los ataques de Hamás ha costado la vida a casi 1.000 palestinos, cerca de un tercio niños.

En la primera sesión de control al Gobierno en el Parlamento en este 2009, Brown reconoció que "las palabras no pueden describir" el sufrimiento padecido por el millón y medio de habitantes de la zona al ver "la muerte de un hijo" o los constantes desplazamientos para resguardarse de las acciones militares hebreas y buscar víveres para la supervivencia.

Sin embargo, valoró la resolución aprobada el pasado jueves por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, con la única abstención de Estados Unidos, y confirmó el apoyo británico a la iniciativa de la ONU que pide un alto el fuego inmediato para poner fin a la escalada de violencia desencadenada hace semanas, pese al rechazo tanto de Israel como de Hamás.

Frente a la oposición de las partes enfrentadas, Brown destacó que el texto "reconoce el daño" provocado por el conflicto y apeló a permitir de manera urgente "acciones humanitarias" para aliviar la situación de los palestinos que residen en la franja. "Así se lo he dicho también al primer ministro israelí, Ehud Olmert", aseveró, tras lo que consideró que la resolución de la ONU es "razonable".

"CRÍMENES DE GUERRA"

Asimismo, después de que el diputado laborista Jeremy Corbyn calificase la ofensiva de Israel de "crímenes de guerra", el mandatario de Reino Unido instó a poner fin al tráfico de armas que se ha erigido en una de las alegaciones de Tel Aviv y apeló a la apertura de los pasos fronterizos para garantizar la asistencia a los habitantes de Gaza.

Con todo, después de que el parlamentario de su partido le preguntase si preveía adoptar acciones para "asegurar que los autores" de la operación militar que ha dejado un millar de víctimas "sean juzgados", el primer ministro insistió: "Estamos haciendo todo lo que podemos para hacer posible un inmediato alto el fuego".

Además, confirmó que había tenido ya la "oportunidad" de hablar con el presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, sobre "ésta y otras cuestiones" de la política internacional, si bien admitió que la crisis en la franja es "la más inmediata". "Espero trabajar estrechamente con él y estoy seguro de que las relaciones --con Washington-- se reforzarán en los próximos años", concluyó.