23 de octubre de 2019
10 de septiembre de 2018

Orban ataca a la Eurocámara a dos días del voto para decidir si activa el proceso sancionador contra Hungría

Orban ataca a la Eurocámara a dos días del voto para decidir si activa el proceso sancionador contra Hungría
REUTERS / BERNADETT SZABO - ARCHIVO

BRUSELAS, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno del primer ministro húngaro, Viktor Orban, ha criticado este lunes con dureza al Parlamento Europeo por debatir y votar en su pleno de esta semana si da el primer paso para que la Unión Europea inicie el proceso sancionador contra Hungría por grave violación de los valores europeos, lo que en última instancia podría llevar a que el país pierda su derecho a voto en las decisiones comunitarias.

"Lo que está haciendo el Parlamento Europeo es burlarse del Estado de derecho", ha afirmado el portavoz de Orban, Zoltan Kovacs, en una rueda de prensa en Bruselas a 24 horas del debate en la Eurocámara y a dos días del voto de los eurodiputados en el pleno que se celebra en Estrasburgo (Francia).

El portavoz ha confirmado que Orban asistirá al debate de este martes para presentar su propia versión de la situación, que tensa las relaciones entre Budapest y Bruselas desde hace tiempo.

Fuentes parlamentarias han matizado que el primer ministro húngaro solicitó asistir y por ello se le concederá una intervención inicial de unos 6 ó 7 minutos, pero no tendrá turno de réplica posterior.

"Es una caza de brujas", ha lamentado Kovacs, para quien el informe adoptado en comisión parlamentaria para pedir la activación del artículo 7 del Tratado de la UE es el resultado de los esfuerzos de los grupos de izquierdas y liberales para frenar las posiciones que defiende Hungría en materia de inmigración.

Orban ofrecerá un discurso "franco y honesto" con el que espera plantar cara al "intento de los liberales de crear un tribunal para juzgar a Hungría", ha advertido el portavoz gubernamental, para quien el voto que plantea la Eurocámara es "muy peligroso" en tanto en cuanto "divide Europa en dos campos".

Budapest sostiene que el contenido del informe redactado por la eurodiputada de Los Verdes Judith Sargentini y que defiende la urgencia de activar el artículo 7 es un cúmulo de "mentiras", "datos erróneos" o "aluden a asuntos ya cerrados", y que ha sido redactado con una "motivación política".

Así, el portavoz de Orban ha afeado a la Eurocámara que aborde una crisis que el Gobierno húngaro ya discute con el resto de Estados miembros y con la Comisión Europea.

Para que el informe --ya adoptado por la comisión parlamentaria de Justicia e Interior (LIBE)-- salga adelante en Estrasburgo será necesario que el texto cuente con el apoyo de dos tercios de los votos contabilizados que, a su vez, deben sumar mayoría absoluta (376 votos).

Sería la primera vez que el Parlamento Europeo toma la iniciativa para activar el proceso sancionador de la UE ante una amenaza grave al Estado de derecho, si bien más adelante en el proceso sería necesaria la unanimidad de los Estados miembros para llegar a imponer un castigo al país incumplidor.

A 48 horas de que se produzca el voto sigue siendo una incógnita cuál será el sentido del voto de la familia política de Orban en la Eurocámara, el Partido Popular Europeo (PPE), cuyos eurodiputados decidirán el martes qué posición adoptar y serán determinantes para que el informe prospere o no.

Con todo, y salvo que Orban sorprendiera dando marcha atrás en sus polémicas reformas, lo más probable es que los 'populares' cuenten con libertad de voto en este asunto, han explicado fuentes parlamentarias.

Para leer más