24 de octubre de 2020
9 de enero de 2020

Pakistán dice que "nunca se verá involucrado" en las guerras de otros, ante las tensiones entre EEUU e Irán

Pakistán dice que "nunca se verá involucrado" en las guerras de otros, ante las tensiones entre EEUU e Irán
Imran Jan - -/SPA/DPA - ARCHIVO

MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Pakistán, Imran Jan, ha recalcado este jueves que el país "nunca se verá involucrado" en las guerras de otros países, en referencia al repunte de las tensiones en la región tras la muerte del general iraní Qasem Soleimani en un bombardeo estadounidense en Irak.

"Pakistán no participará nunca más en las guerras de otros", ha dicho, antes de desvelar que ha trasladado al presidente estadounidense, Donald Trump, su disposición a "ayudar a establecer la paz" entre Washington y Teherán.

En este sentido, ha subrayado que lograr reducir las tensiones entre Arabia Saudí e Irán "será su mayor esfuerzo", tras los esfuerzos de mediación realizados en los últimos meses por el propio Jan.

Pakistán se convertirá en un país que incita a la paz en otros países", ha defendido, al tiempo que ha argumentado que "nadie gana nunca una guerra", según ha informado la cadena de televisión local Geo TV.

Soleimani murió junto al 'número dos' de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), Abú Mahdi al Muhandis, y varios milicianos iraquíes, tras lo que Teherán prometió que se vengaría por el ataque.

En respuesta a la muerte de Soleimani, Irán atacó el miércoles con misiles dos bases militares situadas en Irak en las que se encuentran desplegados soldados estadounidenses, en lo que el líder supremo iraní, Alí Jamenei, describió como "una bofetada" a Washington.

Trump aseguró horas después que los ataques se han saldado sin bajas, si bien un responsable de la Guardia Revolucionaria de Irán afirmó que en los mismos han muerto al menos a 80 militares estadounidenses.

Por su parte, las autoridades iraquíes criticaron duramente el bombardeo contra Soleimani y el Parlamento aprobó el domingo una moción que exige la expulsión de las tropas estadounidenses del país y obliga al Gobierno a comprometerse a hacer público cualquier acuerdo que alcance en el futuro para la presencia de asesores y formadores militares extranjeros.

Durante la jornada del lunes, el Ejecutivo iraquí limitó las actividades de la coalición internacional y las redujo a los trabajos de entrenamiento y asesoría, prohibiendo sus movimientos por tierra y aire.

Este mismo jueves, la coalición contra Estado Islámico ha anunciado una "pausa" de sus operaciones militares en Irak, ante el incremento de las tensiones en el país y la región.