13 de noviembre de 2019
11 de abril de 2019

El Papa llama a los líderes de Sudán del Sur a "superar lo que les divide" y consumar la paz

En un gesto sin precedentes se arrodilla para besar los pies de los dirigentes

El Papa llama a los líderes de Sudán del Sur a "superar lo que les divide" y consumar la paz
VATICANO

ROMA, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha pedido este jueves a los líderes de Sudán del Sur que se concentren en "buscar lo que les une" y dejar de lado lo que les "divide" porque los sursudaneses están "cansados" de la guerra en la que vive inmerso el país desde hace más de cinco años y lo que quieren es que la paz sea una realidad.

"Nunca me cansaré de repetir que la paz es posible", ha defendido el Pontífice en su discurso que ha puesto fin al encuentro "espiritual" de dos días que ha tenido lugar en la residencia de Casa Santa Marta, donde vive el Papa, en el que han participado el presidente del país, Salva Kiir, y el principal líder rebelde, Riek Machar, entre otros líderes surcoreanos.

Por ello, les ha invitado a ser "artesanos de la paz" y a buscarla "a través del diálogo, la negociación y el perdón", al tiempo que les ha exhortado a "buscar lo que les une, a partir de la pertenencia al mismo pueblo, y superar todo lo que les divide".

"La gente está cansada y agotada por las guerras pasadas: ¡recuerden que con la guerra se pierde todo! Su gente hoy anhela un futuro mejor, que pasa por la reconciliación y la paz", ha insistido Francisco que, en un gesto sin precedentes, se ha arrodillado para besar los pies tanto a Kiir como a Machar.

El Gobierno sudanés y los principales grupos rebeldes, incluido el liderado por Machar, firmaron el pasado 12 de septiembre un acuerdo de paz que prevé la formación de un gobierno de unidad que debería tomar posesión el próximo 12 de mayo, en el que Kiir será el jede de Estado y Machar uno de los vicepresidentes.

En el encuentro que ha sido promovido por el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, líder espiritual de la Iglesia Anglicana y en el que también han participado los ocho miembros del Consejo de las Iglesias de Sudán del Sur, el Papa ha señalado que la paz es "el primer regalo del Señor" y también "el primer compromiso que los líderes de las naciones deben respetar".

El Papa ha insistido en su discurso en la responsabilidad de ambos líderes en la construcción de la paz y la reconciliación de los sursudaneses: "El propósito de este retiro es estar juntos ante Dios y discernir su voluntad; también es reflexionar en la vida de uno y en la misión común que nos confía; es tomar conciencia de la enorme corresponsabilidad por el presente y el futuro del pueblo de Sudán del Sur; es un compromiso, revitalizado y reconciliado, para la construcción de su nación".

"La paz es la condición fundamental para garantizar los derechos de cada individuo y el desarrollo integral de todo un pueblo", ha sostenido el Pontífice, que ha reiterado su deseo de "ir pronto" a Sudán del Sur.