22 de octubre de 2019
14 de noviembre de 2014

El partido gobernante suspende a altos cargos críticos con Mugabe

Se trata de diputados cercanos a la posible sucesora del presidente, ls vicepresidenta Joice Mujuru

HARARE, 14 Nov. (Reuters/EP) -

El partido de Gobierno de Zimbabue, Unión Nacional Africana - Frente Patriótico (ZANU-PF), ha suspendido este viernes a varios altos cargos cercanos a la que podría ser la sucesora del envejecido presidente Robert Mugabe, la vicepresidenta Joice Mujuru.

El núcleo del ZANU-PF, presidido por Mugabe, ha suspendido al portavoz del partido Rugare Gumbo, ha expulsado al veterano de guerra Jabulani Sibanda y ha apoyado la suspensión de la mitad de jefes provinciales del partido por causas "disciplinarias", según ha dicho el miembro del ZANU-PF Simon Khaya Moyo. "Todas estas decisiones tendrán efecto inmediato", ha añadido, sin dar más detalles.

Los políticos suspendidos eran vistos como críticos con Mugabe y han sido acusados por los rivales de Mujuru, entre ellos, la mujer de Mugabe, Grace, de maquinar contra el presidente de cara al congreso que se celebrará en diciembre. Mugabe será ratificado como presidente del partido por las diez delegaciones provinciales del ZANU-PF.

Mujuru, diputada del ZANU-PF desde 2004, niega las acusaciones, aunque los observadores políticos creen que se trata de una campaña de los medios estatales para achacarle extorsiones y abuso de poder y así desacreditarla. Tanto ella como el ministro de Justicia, Emmerson Mnangagwa, son considerados los posibles sucesores de Mugabe, según los expertos.

"Está claro que las suspensiones la han debilitado bastante", ha declarado Eldred Masunungure, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Zimbabue.

DE LA GUERRILLA AL GOBIERNO

Mujuru, ex guerrillera conocida como 'Derramadora de Sangre' durante la guerra de independencia de los años 70, y Mnangagwa, 'El Cocodrilo', han trabajado en el gabinete de Mugabe desde 1980.

El presidente de Zimbabue ganó las elecciones en 2013 para un mandato de cinco años, en una votación condenada por la oposición y considerada un fraude por Occidente.

Mugabe podría ser candidato a la presidencia en 2018, pero los rumores de su delicada salud han alentado la batalla por su sucesión dentro del ZANU-PF.

En Zimbabue, crece el miedo a que el país se sume en el caos político si Mugabe fallece mientras está en el poder.

Para leer más